El Škoda Octavia estrena el servicio Škoda Connect

El Škoda Octavia estrena el servicio Škoda Connect

 

La última generación del buque insignia de Škoda, lanzada recientemente, ha puesto al Octavia en la lista de vehículos del mercado que cuentan con amplias posibilidades de conectividad. Estas posibilidades vienen dadas por el nuevo sistema de la firma checa, denominado Škoda Connect y que próximamente se expandirá por toda la gama.

El usuario simplemente tiene que entrar en el portal de la aplicación y registrar un usuario con el que acceder a toda la información y servicios sobre su coche. Una vez hecho esto, podrá disfrutar de diferentes servicios de Škoda Connect a través del propio portal, de la pantalla de infoentretenimiento del coche o a través de la aplicación para smartphones.

Dentro de Škoda Connect encontramos tres ramas diferenciadas: el Infotainment online, que permite utilizar servicios de conectividad a través de la pantalla del vehículo; Care Connect, con el que podremos lograr el acceso remoto a los datos de nuestro vehículo, entre otros; y la llamada de emergencia, un elemento muy útil en caso de accidente y que será obligatorio en los vehículos nuevos a partir de 2018.

En el caso del Infotaintment online, estos servicios vienen incluidos con el navegador durante un año en el momento de la compra del vehículo, a partir del cual tienen un coste de 70 euros al año. El servicio Care Connect es una opción disponible por 375 euros y da derecho a su utilización durante tres años. A partir de ahí, el precio de mantenimiento es de 60 euros al año.

Infotaintment online

Se utilizan a través de los dos tipos de navegador que puede incluir el coche: Amundsen y Columbus. El primero de ellos es el más barato (500 euros), va asociado a una pantalla de 8,5 pulgadas y se puede utilizar con una conexión de datos a través del smartphone o de un dispositivo USB con conexión a Internet. El segundo tiene un precio de 1.400 euros, cuenta con una pantalla de 9,2 pulgadas e incluye una conexión adicional a través de una tarjeta SIM que incluye el coche.

Estos dos servicios permiten conocer el tráfico en tiempo real para reconfigurar la ruta al destino, cuentan con la visualización de mapas a través de Google Earth, posibilitan la actualización online de los mapas sin tener que visitar el concesionario, la visualización de noticias o conocer la situación de los aparcamientos, estaciones de servicio o el parte meteorológico de nuestro lugar de destino.

Care ConnectSkoda Connect

Este sistema funciona con una tarjeta SIM integrada en el coche y permite la utilización de servicios proactivos, como poder concertar nuestra próxima visita al taller, además de tener un informe detallado del estado del vehículo, saber si nos hemos dejado alguna luz encendida o alguna ventana abierta, conocer la posición y el lugar de estacionamiento de nuestro coche, que incluso podrá realizar ráfagas de luz y tocar el cláxon para encontrarlo en grandes aparcamientos, o avisarnos si nuestro vehículo sale de un área predeterminado por nosotros mismos o es movido en grúa.

También podremos ponernos en contacto con el servicio de atención al cliente de la marca a través del botón de información situado en el techo, junto al de avería y al de emergencia. En segundo lugar, está el mencionado botón de avería, que tiene una función automática u otra manual.

Al presionar el botón de forma manual, el coche envía información sobre nuestra localización y el estado del vehículo al servicio de asistencia para facilitar la ayuda en carretera. La llamada automática se produce cuando el sistema de sensores de impacto detectan un accidente por debajo del umbral de la llamada de emergencia. En ese momento, la pantalla del MIB ofrecerá al usuario una llamada al centro de asistencia y enviará las coordernadas y el estado del vehículo para ofrecernos una ayuda más precisa.

Llamada de emergencia

Junto a los botones de información y avería del techo se encuentra el de emergencia, en color rojo. Este botón también cuenta con una llamada automática y otra manual. Esta última se produce cuando el usuario pulsa el botón para ponerse en contacto con un call center de emergencias, que evaluará de qué tipo de emergencia se trata y procederá a realizar la respuesta más efectiva al problema del conductor.

En cambio, la llamada automática se produce cuando el coche sufre un accidente (detectado a través de los airbags o los sensores del cinturón de seguridad), momento en el que se realiza una llamada del centro de emergencias. Si el usuario responde, se procederá de la mejor manera posible para socorrernos. Si el usuario no responde, automáticamente se activaría el protocolo de emergencias.

Escribe tus Comentarios