Semana Europea de la Movilidad, ¿qué es esto?

Semana Europea de la Movilidad, ¿qué es esto?

 

La Semana Europea de la Movilidad, una iniciativa surgida en Europa en 1999, se celebra cada año para promocionar la movilidad sostenible. Las actividades que se realizarán en las distintas ciudades que se unan a la iniciativa se alargarán hasta el próximo domingo día 24. El tema elegido este año por la Comisión Europea es “¡Compartir te lleva más lejos! y las actividades están centradas en fomentar la movilidad limpia, compartida e inteligente.

En España, la iniciativa está impulsada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA). España es, desde hace muchos años, el país líder en participación. De las 2.427 ciudades europeas que se unieron a la iniciativa el año pasado, 451 fueron españolas. Coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad, el día 22 de septiembre se celebra, también, el evento ¡La ciudad, sin mi coche!, un día en el que se anima a la población a dejar el vehículo en casa y cambiarlo por otro medio de transporte.

¿En qué consiste?

Los propios ciudadanos, las organizaciones sociales, las instituciones y las empresas organizan actividades relacionadas con la movilidad sostenible para concienciar a los ciudadanos sobre lo importante que es escoger un medio de transporte menos contaminante, como lo es el transporte público o los vehículos que cuentan con el etiquetado CERO y ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Se pueden encontrar desde talleres para niños y adultos hasta actividades deportivas para disfrutar en familia. Con cada una de estas actividades programadas, y que se pueden consultar en la página web de los ayuntamientos participantes, se pretende alcanzar una sociedad en la que cada vez haya más medios de transporte sostenibles.

Pequeños avances

Con la cantidad de información que están recibiendo los ciudadanos sobre la importancia de reducir las emisiones y optar cada vez por un estilo de vida más sostenibles, ya se pueden observar las primeras tendencias que van en esa dirección. La primera, y una de las más importantes para el sector automovilístico, es la creciente demanda de vehículos etiquetados como CERO y ECO. Las emisiones se han convertido en otro de los factores a tener en cuenta por los ciudadanos a la hora de comprarse un vehículo nuevo y eso se refleja en el incremento de las ventas de este tipo de vehículos.

¿Te imaginabas hace unos años tener una aplicación en el móvil que te permitiera abrir un coche que no es tuyo y conducirlo? El carsharing se ha introducido en las ciudades con un éxito arrollador y ya ha fomentado que algunos conductores hayan dejado atrás sus vehículos para utilizar este tipo de servicio. Generalmente, las flotas de vehículos para estos servicios están compuestas por coches eléctricos, para el interior de las ciudades, y vehículos híbridos para los que permiten moverse también por la periferia.

Los coches conectados son ya una realidad y hoy en día pocos se plantean comprarse un vehículo nuevo sin un sistema que les permita gestionar la información y, además, con entretenimiento incluido. Gracias a estos dispositivos que se han añadido a los vehículos se ha mejorado la seguridad de los ocupantes y la eficacia de los trayectos. Algunos vehículos permiten, incluso, configurar distintos tipos de conducción para adaptarse al entorno, como la opción Eco para que el motor sea más eficiente. Asimismo, la llegada de los coches autónomos está a la vuelta de la esquina y pretenden revolucionar la forma de ver los trayectos en coche.

Escribe tus Comentarios