Retro Bilbao 2015

Retro Bilbao 2015

Retro Clásica Bilbao cerró su quinta edición con un brillante balance, pues treinta y cinco mil personas pasaron por el Bilbao Exhibition Centre durante los tres días de la muestra.

La palpable presencia de aficionados franceses animó la quinta edición de Retro Bilbao, un certamen que arrojó unas notables cifras tanto de asistencia como de negocio, pues treinta y cinco mil visitantes se acercaron al Bilbao Exhibition Centre para visitar un Salón en el que se vendieron varios vehículos y se registró una positiva actividad comercial entre los expositores especializados en recambios, piezas, manuales y otros productos.

Este año, la organización aumentó la superficie hasta los veinte mil metros cuadrados en su parte expositiva y comercial, a lo que se sumaron quince mil más del aparcamiento exclusivo de clásicos, frente a los cinco mil del año pasado, y otros quince mil del pabellón de competición donde tuvo lugar el Motorshow, que este año se realizó durante dos días con acceso gratuito.

Retro-Bilbao-2

El público se decantó en admirar algunos de los modelos más exclusivos traídos al certamen, como un espectacular Citroën DS Cabrio del carrocero Chapron, un deportivo Jaguar E-Type Coupe especificación Low Drag, del año 1963, o un Jaguar XK 140, ganador del concurso de elegancia de AutoClássico Porto, entre otras joyas.

Entre los “stands” monográficos, hay que destacar el dedicado al BMW Serie 3 por su cuarenta aniversario, con la presencia de varios vehículos de la gama en exposición, desde el E21 hasta el actual F30. También destacaba el espacio dedicado al Citroën DS por su sesenta aniversario, con presencia del DS 21, DS 23 o DS Break, o los exclusivos modelos SEAT 600 adaptados al campo y a la playa.

Gran elenco de actividadesRetro-Bilbao-4

Las concentraciones del Citroën DS “Tiburón” del sábado, y del Volkswagen “Escarabajo” el domingo reunieron a decenas de coches y aportaron un colorido y expectación notables; y se sumaron al Cover Corral ya visto en Retro Valencia, un espacio para la venta de vehículos entre particulares que contribuyó a la oferta de coches clásicos en venta.

El Motorshow fue otro de los atractivos de la Feria, y en esta ocasión el público pudo disfrutar de dos jornadas de derrapadas, aceleraciones y algún que otro trompo en la pista de Retro Bilbao 2015. Juan Mario González, con un Kart Cross Speed Car, se proclamó vencedor del espectáculo, por delante de Sergio Fombona, con un Renault Twingo R2, y de Sergio Vallejo, con un Porsche 911.

Escribe tus Comentarios