Renault Symbioz: nuevo concepto de vehículo como parte de una vivienda

Renault Symbioz: nuevo concepto de vehículo como parte de una vivienda

Deja a un lado todo cuando conocías del mundo de la automoción y abre tu mente. La firma del rombo presenta el Renault Symbioz un nuevo concepto de vehículo como parte de una vivienda. Sí, como suena, el automóvil formaría parte de una vivienda, que también ha diseñada para tal efecto, cuando no esté en movimiento.

Renault Symbioz: nuevo concepto de vehículo como parte de una vivienda

El coche creado por Renault en sí es un vehículo eléctrico, con la opción de conducción manual o autónoma, con un motor de 670 CV, un par máximo de 660 Nm y una autonomía de más de 500 km.

Renault Symbioz: Concepto de vivienda

Renault Symbioz

El coche se presenta como una habitación móvil, confortable y modular, como si se tratara de una salita de estar. Marchi Architectes ha sido la encargada de realizar el diseño para Renault, aunque ésta no está presente en la feria: cuenta con 21 metros de largo, 7 metros de altura y 8 metros de anchura, para un total de 120 m2.

El lugar natural del vehículo será la primera planta. Una plataforma levadiza y giratoria sería la encargada de subirlo y bajarlo y disponerlo para su utilización cuando estemos en casa. Para este movimiento solo requeriría unos minutos.

El coche incorpora lo que se ha denominado el internet de las cosas, que permite controlar y programar a distancia algunos elementos de la casa y sus parámetros. Aquí entra el uso de la batería: cuando no se programa ningún trayecto en las siguientes 48 horas, el coche mantendrá una carga mínima para hacer un pequeño desplazamiento. Sin embargo, cuando esté proyectado un viaje largo la vivienda cargará el coche durante la noche para que disponga de toda la autonomía cuando amanezca.

Renault Symbioz: Comodidades interiores

Renault Symbioz

El interior está planteado como la estancia de una vivienda y no como el de un vehículo. De hecho, los materiales elegidos para su habitáculo son muy similares a los habituales en el hogar: fieltro, madera, porcelana e incluso una bandeja de mármol que se puede desplegar.

Si decíamos que parecía una sala más de la vivienda se debe a que incorpora comodidades propias de ésta. Se ha dispuesto una pantalla de ultra alta definición OLED que se encuentra delante del conductor capaz de mostrar imágenes en 3D. Cuando se pasa al modo autónomo, la columna de dirección, el volante y algunos de los mandos desaparecen para un mayor espacio en el habitáculo, y se despliega una bandeja ante los pasajeros para dejar cosas. No olvidemos que muchos de estos mandos seguirán estando disponibles mediante un pequeño display en los cinturones de seguridad.

Y para una mejor interactuación entre los ocupantes, las plazas delanteras se pueden girar en 180º para mirar cara a cara a los que se sitúen atrás.

Renault Symbioz: Mecánica

Renault Symbioz

El coche tiene una longitud de 4,70 metros, un ancho de 1,98 m y una altura de 1,35 m, lo que le sitúa en el tamaño de las berlinas. Es un coche que ofrece la posibilidad de ser conducido de forma manual, con volante y pedales como un coche convencional, mientras que también permite la conducción autónoma sin interactuación con los mandos.

Su diseño también es innovador con una carrocería de fibra de carbono con un doble tintado metalizado y acabado mate en la parte delantera. En las ópticas encontramos efectos visuales dinámicos gracias a pequeñas aletas luminosas y la tercera luz de freno se integrada en el deflector aerodinámico.  Las puertas se despliegan de forma antagónica con las traseras en disposición suicida de manera que el vehículo carece de pilar central para un acceso más cómodo al interior.

El motor es 100 % eléctrico y ofrece unas relaciones de potencia, par y peso elevadas. Cuenta con dos motores, cada uno acoplado a una de las ruedas del eje trasero por lo que el reparto de potencia puede ser diferente según las necesidades del momento y la pista. Este sistema de propulsión ofrece una mejor transmisión de la potencia al suelo y se ha diseñado para una mayor eficiencia, de manera que podría contar con más de 500 km de autonomía.

La recarga de las batería se puede hacer por inducción y hasta el 80 % se podría cargar en unos 20 minutos.

Las pruebas en carreteras abiertas llegarán a finales de este año.

Escribe tus Comentarios