Red Bull sigue sin unidad de potencia

Red Bull sigue sin unidad de potencia

El equipo de la bebida energética todavía no ha llegado a un acuerdo con ningún motorista de cara a 2016, pese a que se da por seguro que acabará equipando mecánicas Ferrari.

Los plazos se acortan y, casi sin darnos cuenta, estaremos hablando del campeonato de 2016, pero Red Bull sigue sin unidad de potencia para la próxima temporada tras su cacareada ruptura con Renault, el motorista que le llevó a ganar nada menos que ocho títulos mundiales (cuatro de pilotos y otros tantos de constructores), y que, si todo sigue el guion previsto, anunciará en breve su regreso como constructor, con el fin de capitalizar sus triunfos, algo que desde Francia se tiene la sensación de que no se ha hecho durante su exitosa asociación con Red Bull.

Matrimonio rotoDaniel-Ricciardo-Red-Bull-Racing_02

La relación entre Red Bull y Renault se deterioró mucho desde la implantación de las nuevas unidades de potencia en 2014, puesto que la unidad de potencia del fabricante francés no estuvo a la altura de Mercedes, ni siquiera de Ferrari, pese a lo cual el equipo austriaco fue el único capaz de ganar carreras (tres, de la mano de Daniel Ricciardo) además de los pilotos de la marca de la estrella Lewis Hamilton y Nico Rosberg.

Renault estaría a punto de anunciar que compra Lotus para participar como equipo en 2016

El problema radicó en que desde Red Bull no dudaron en acusar a Renault de todos los problemas, pese a que el diseño de su monoplaza también contribuyó al desaguisado, lo que terminó de desencantar a la marca del rombo, que ya consideraba que no estaba rentabilizando su inversión en Fórmula 1 como para ahora asumir el papel de culpable.

En el peor de los escenarios, Renault podría anunciar incluso que se retira de la categoría reina.

Opciones de futuro_E1C1958

Lo único seguro a día de hoy es que Red Bull no montará la unidad de potencia de Renault en sus monoplazas en 2016 tras nueve años juntos, camino que debería seguir también Toro Rosso. Como no podía ser de otra manera, los primeros contactos fueron con Mercedes, según reconoció Toto Wolff recientemente, pero la marca de la estrella prefirió no suministrar su codiciada unidad de potencia a un equipo tan fuerte como Red Bull, centrándose en equipos más pequeños como hasta ahora. Cabe recordar que hasta el momento, sólo el equipo oficial ha conseguido ganar con la unidad de potencia Mercedes, ya que muchos de sus socios ni siquiera reciben la última especificación técnica disponible.

Descartada Honda, Toto Wolff ha afirmado que Ferrari es la única opción para Red Bull en estos momentos

Así las cosas, y puesto que parece claro que Honda está totalmente comprometida con McLaren (el equipo inglés intentará sacar rédito a su annus horribilis antes de “ceder” la unidad de potencia nipona a nadie), las opciones de Red Bull de encontrar un motorista se reducen a una: Ferrari (que ya les equipó en 2006). Pero claro, desde la Scuderia se muestran tan reticentes o más que Mercedes en darles la última especificación de su propulsor, ya que, tras unos años de mal en peor, no desean dar ninguna ventaja a un equipo como Red Bull, que podría ganarles con sus propias armas, por lo que la situación se ha enquistado, aunque parce inevitable que al final se llegue a un acuerdo. Por si acaso, Dietrich Mateschitz ya ha amenazado con abandonar la Fórmula 1 si no consigue una unidad de potencia competitiva, en una táctica de negociación tan antigua como la propia Fórmula 1.

Lo único seguro a día de hoy es que, llegado ya el otoño, Red Bull sigue sin unidad de potencia para 2016. Y el tiempo se acaba.

_A1U7452

Escribe tus Comentarios