La etiqueta europea de los neumáticos, esa gran desconocida

La etiqueta europea de los neumáticos, esa gran desconocida

Es habitual que cuando uno va a sustituir los neumáticos de su coche, solo se fije en el precio total de la operación y también, aunque no siempre, en las marcas que le ofrecen en el taller para hacer distinción entre marcas premium y las de segundo nivel. Sin embargo, entre todos los datos que se encuentran a disposición del cliente, hay algunos que pueden ser realmente importantes en cuestiones de consumo, seguridad y contaminación acústica y comodidad. Se trata de la etiqueta europea de neumáticos.

Norauto, cadena de talleres independientes de nuestro país, ofrece hasta 5 consejos para entender los datos que muestra esta etiqueta para realizar a conciencia esta elección de neumáticos. No olvidemos que todas las ruedas deben llevar adheridas estas etiquetas y que en el taller se han de mostrar al cliente cuando pida el presupuesto. Y una vez más, recordamos en CosasdeCoches.com que los neumáticos son uno de los elementos en los que no hay que tener miramientos con el gasto.

Recomendaciones para entender la etiqueta europea

  • La etiqueta debe estar a la vista y se ha de mostrar al cliente cuando la solicite.
  • Informa sobre tres factores: distancia de frenada en mojado, resistencia a la rodadura y nivel de ruido.
  • Por resistencia a la rodadura se entiende el impedimento que la rueda pone al giro, o visto de otra manera, mide el ahorro de combustible. Categoriza los consumos entre la A a la G, siendo la primera la más ahorradora y la segunda la menor, con una diferencia entre una y otra de un 7,5 % en el consumo. No hay letra D en los turismos.
  • En cuanto a la adherencia en frenada sobre superficie mojada, se refiere a los metros que necesita para detener el coche sobre una superficie húmeda partiendo de una velocidad de 80 km/h. Muestra estas mediciones en peldaños que van de la A a la F, siendo la A la que menos distancia necesita para frenar y la F la que más, con una diferencia entre ambas de 18 metros.
  • Finalmente, el ruido remite a la rumorosidad que genera la carcasa del neumático cuando gira sobre la carretera. En esta ocasión se identifica con tres ondas que parten de un altavoz, de manera que una mueca señala a los menos ruidosos y las que etiquetas que tienen tres identifica a los más ruidosos que, además, están por encima del límite establecido por la Unión Europea.
  • Recomendaciones etiquetado europeo

Escribe tus Comentarios