Prueba Suzuki S-Cross 2017, hay vida fuera del Qashqai y el Ateca

Prueba Suzuki S-Cross 2017, hay vida fuera del Qashqai y el Ateca

Prueba Suzuki S-Cross 2017: estrena frontal y motores de gasolina turbo BOOSTERJET

Suzuki no ha querido esperar a la celebración del Salón de París para presentar y poner a la venta el nuevo S-Cross 2017. Son muchas las ganas de intentar convencer al cliente de que hay vida más allá del Nissan Qashqai y el SEAT Ateca. Por eso, la tercera generación de su “SUV” compacto ya puede adquirirse en los concesionarios oficiales de la marca japonesa, con renovados argumentos de compra. Nosotros hemos podido realizar una pequeña prueba del coche y, a continuación, te contamos nuestros pareceres.

Sí, los representantes de la firma asiática hablan de una nueva entrega, aunque también podría calificarse como un “restyling“, pues no se ha producido una ruptura total con el modelo anterior, sino que se mantienen interesantes virtudes del mismo. No obstante, veamos los cambios establecidos.

Cambio de cara

Prueba Suzuki S-Cross 2017El más significativo, al menos al primer vistazo, es el nuevo frontal, más trabajado y, posiblemente, más del gusto europeo. Podrá agradar más o menos, pero en él se observa una labor más cuidada, comparándolo con el anterior. Lo que no hay duda es que otorga una imagen más robusta, ya que, ahora, el capó presenta una menor inclinación. La parrilla cromada y los faros con tecnología de tipo LED, tanto para las luces de conducción diurna, como para las de cruce y carretera, aumenta el estatus del japonés, que se coloca, en este apartado, a la misma altura que la mayoría de rivales generalistas. Por último, los pilotos traseros conservan la forma, pero cambia la disposición de las luces.

¿Notas que el Suzuki S-Cross 2017 es más grande? No andas nada desencaminado, porque, aunque conserva la longitud, 4,3 metros, de su predecesor, es 20 milímetros más ancho y 10 más alto. También la altura libre al suelo se ha incrementando, llegando ahora a 180 milímetros. Igualmente, los neumáticos presentan una mayor anchura, 215 milímetros, con llantas de 16 y 17 pulgadas. Como norma casi obligatoria en un nuevo modelo, aparece una gama de colores ampliada con cuatro tonos más: “Azul Esfera“, “Gris Mineral“, “Marrón Canyon” y “Rojo Energetic“.

También se han producido ligeros cambios en el habitáculo. Para lograr una mayor sensación de calidad, se han introducido materiales más blandos en algunas zonas, un marco en el panel central y una instrumentación rediseñada. El resto permanece invariable, de tal forma que el conductor no tendrá muchas dificultades a la hora de acostumbrarse a la disposición de los mandos. Eso sí, la pantalla central táctil de 7,0 pulgadas, en la que no aparecen molestos brillos, obliga a conocerla antes, para que su uso sea lo más intuitivo posible y no genere problemas de distracción al volante.

Todos turbo y tres acabados

Prueba Suzuki S-Cross 2017Pasemos a la otra gran primicia del Suzuki S-Cross 2017. Ahora, la oferta de gasolina se compone de dos motores turboalimentados BOOSTERJET, desarrollados por la propia marca japonesa, por lo que queda atrás el atmosférico de 1,6 litros y 120 CV. En el “SUV”, esta familia mecánica la forman un tricilíndrico, de 1,0 litros y 111 CV, tomado del Baleno, y un tetracilíndrico, de 1,4 litros y 140 CV, empleado en el Vitara. El primero se vincula exclusivamente a una caja manual de 5 velocidades, mientras que, en el segundo, se puede optar por una manual o por otra automática con convertidor de par, ambas de 6 marchas. Además, el más potente puede trabajar junto a un sistema de tracción total. Los gastos mixtos obtenidos arrancan en 5,0 y 5,4 litros cada 100 kilómetros, respectivamente.

Por su parte, la opción turbodiésel continúa siendo el bloque de 1,6 litros y 120 CV, de origen Fiat. Está disponible con una caja manual de 6 velocidades o con la automática de doble embragueTCSS“, también de media docena de relaciones. Al igual que el BOOSTERJET de 140 CV, esta versión de gasóleo puede escogerse con uno o dos ejes motrices. El consumo medio homologado comienza en 4,1 litros cada 100 kilómetros.

En cuanto a los acabados, hay tres para elegir: “GL“, “GLE” y “GLX“. Eso sí, según sea el motor elegido, se disponen de uno o dos, nunca de todos. Lógicamente, el más interesante es el intermedio, porque ya incluye elementos como el climatizador automático bizona, llantas de 17 pulgadas, sensores de alumbrado y lluvia, pantalla táctil de 7,0 pulgadas y faros con tecnología de tipo LED. Suzuki promete mejoras en la dirección y la suspensión, con lo que queda un coche actualizado en los puntos mejorables que antes presentaba. Una labor inteligente que, seguro, traerá buenos resultados comerciales.

Un placer conducirte

Prueba Suzuki S-Cross 2017Después de conocer lo que cambia, y lo que no, en el Suzuki S-Cross 2017, pasemos a la acción. Hemos querido probar el propulsor BOOSTERJET más potente, la opción de gasolina más razonable si van a viajar en el coche varias personas de forma frecuente. ¿Es una alternativa convincente al gasóleo? Déjame adelantarte que sí. Lo único es que obliga a asociarlo con el nivel tope de gama y eso sube la tarifa.

Nuestro recorrido se limitó a 60 kilómetros por autovía y carreteras secundarias, más un pequeño tramo por caminos en una finca privada. La mecánica nos agradó desde el principio, por su escasa sonoridad y por no generar ningún tipo de vibración. Posteriormente, en el trayecto, comprobamos que su rango de utilización es notablemente mayor que el de la anterior atmosférica, de tal forma que no hay que estar muy pendiente del cambio. Empuja desde abajo de forma lineal, pero, a su vez, mostrando un buen rendimiento, así que resulta sencillo lograr una velocidad de crucero rápidamente y sin tener que apurar el régimen. A altas vueltas, el sonido resulta bello y motivante, aunque, salvo en adelantamientos ajustados, no hará falta llevarla cerca de la zona roja.

Buenas transmisiones

Prueba Suzuki S-Cross 2017Tuvimos la oportunidad de probar este bloque con las dos transmisiones disponibles. Ambas nos produjeron una alta satisfacción, pues, con la manual, el pedal del embrague y la palanca mostraron un estupendo tacto, por lo que no se produce ningún tirón y se puede cambiar de velocidad en un santiamén. Igualmente, la transmisión con convertidor de par logra cambios de marcha muy suaves, también en las reducciones. Incluye levas integradas en el volante y lo único que echamos en falta fue no disponer de un modoSport“, para poder circular en marchas más cortas, sobre todo en largos repechos. ¿Los consumos? Bastante razonables. En ritmos de circulación normales y por fuera de la ciudad, el ordenador de a bordo marcaba cifras que rondaban los 6,0 litros cada 100 kilómetros, en ambos casos.

La prueba por la pista privada la realizamos con un S-Cross 4×4 dotado del control dinámico de la conducción “ALL GRIP“, con cuatro programas: “Auto“, “Sport“, “Snow” y “Lock“. El último va destinado a situaciones comprometidas en el campo, a bajas velocidades. Sin tener que activarlo, superamos una cuesta, corta pero intensa, sin ninguna pérdida de motricidad. El resto del trayecto era sencillo y sin ninguna irregularidad que obligase a reducir el ritmo.

En cuanto a habitabilidad y maletero, nada ha cambiado. Es decir, detrás, el espacio disponible está destinado a personas de talla media y el espacio para el equipaje, que comienza en 430 litros, cuenta con un piso de altura variable.

Diez versiones y 3.800 € de descuento

Prueba Suzuki S-Cross 2017Pasemos, por último, a la gama. El Suzuki S-Cross 2017 dispone de diez versiones, cinco de gasolina y otras tantas diésel. Por el 1.0 BOOSTERJET, el precio mínimo asciende a 15.435 €, aplicando los descuentos de la marca y por financiar la compra. Para adquirirlo con el 1.4 BOOSTERJET, hay que desembolsar 21.085 €, como mínimo. Y por el 1.6 DDiS, la tarifa de acceso se sitúa en 19.335 €. Recuerda que la amplia garantía oficial del coche asciende a cinco años o 100.000 kilómetros, lo que antes suceda.

Como conclusión, el “SUV” japonés merece la pena ser testado antes de inclinarte por los modelos más conocidos del segmento. Sí, el Nissan Qashqai y, posiblemente, a partir de ahora, el SEAT Ateca. Puede que no enamore al primer vistazo, pero son de esos coches que te acaban convenciendo con el paso de los días, al ofrecer una dinámica más que aceptable, un espacio suficiente y consumos bastante lógicos. Si eres de los que te gusta ojear el mercado antes de adquirir un coche, darás con el S-Cross 2017, un compañero fiel para tus aventuras diarias.

Ficha técnica Suzuki S-Cross 2017 1.4 BOOSTERJET 6MT 4WD

Tipo de motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada 1.373 cm3
Potencia 140 CV a 5.500 rpm
Par máximo 220 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm
V. máxima 200 km/h
Aceleración 10,2 s (0 a 100 km/h)
Consumo 5,6 l/100 km (mixto)
Medidas 4.300 / 1.785 / 1.585 mm
Neumáticos 215/ 55 R 17
Peso en vacío 1.140 kg
Maletero 430 l
Precio base 26.685 €
Lanzamiento Septiembre de 2016

EQUIPAMIENTO Suzuki S-Cross 2017 1.4 BOOSTERJET GLX

DE SERIE: Airbags frontales, laterales delanteros, de cabeza y de rodilla para el conductor, anclajes Isofix, asistente al arranque en pendientes, sistemas de alerta ante colisiones y de monitorización de presión de los neumáticos, ABS con distribuidor de frenada EBD, control de estabilidad ESC, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, luces de conducción diurna, de cruce y de carretera con tecnología de tipo LED, inmovilizador, alarma antirrobo, control de velocidad de crucero adaptativo, sistema de parada y arranque automáticos del motor Auto Start Stop, techo solar, barras portaequipajes, cristales tintados, sensores de alumbrado y lluvia, retrovisores con plegado eléctrico e interior fotocromático, volante de tres radios multifunción, climatizador automático bizona, navegador, pantalla táctil de 7,0 pulgadas, cámara trasera de asistencia al aparcamiento, control dinámico de la conducción ALL GRIP, limitador de velocidad, asientos delanteros calefactables y puerto USB.

Galería de fotos Suzuki S-Cross 2017

Escribe tus Comentarios