Primera prueba del Audi SQ7, un gigante deportivo y diésel

Primera prueba del Audi SQ7, un gigante deportivo y diésel

Diésel, con triple sistema de sobrealimentación e innovadoras soluciones técnicas. Os traemos la primera prueba del Audi SQ7, una “bestia” que culmina la oferta deportiva de la familia Q7 derrochando poderío y tecnología.

Tras conocer los primeros detalles de la nueva variante deportiva de la familia Q7, de la que ya te dimos debida cuenta hace unos meses, e incluso de conocer el precio para España, esperábamos ansiosos el momento de poder subirnos al coche. Una primera prueba del Audi SQ7 en la que sacamos varias conclusiones. Como era previsible, el todocamino más grande de la casa acelera de forma extraordinaria, y sus cualidades dinámicas están muy por encima de las de cualquier otra versión de la gama.

La técnica del SQ7

audi-sq7-06

Vamos a recordar un poco las características más importantes del vehículo. En lugar de un motor de gasolina, que sería lo normal tratándose de una variante deportiva, recurre a un bloque turbodiésel 4.0 V8 TDI, que desarrolla 435 CV y 900 Nm de par máximo.

Como primicia en el segmento, se apoya en un sistema de triple sobrealimentación, con dos turbos y un compresor eléctrico “EPC” que trabaja para evitar el denominado “turbo lag”.

Otra novedad importante es la adopción de una red eléctrica complementaria de 48v, encargada de hacer funcionar el mencionado compresor y el nuevo sistema de estabilizadoras activas “eAWS”, con el fin de evitar el balanceo de la carrocería.

Apariencia deportiva

audi-sq7-01

Aunque la longitud es igual a la del modelo base, 5,07 metros, el diseño muestra rasgos diferenciados: nueva parrilla delantera similar al resto de modelos “S”, paragolpes específicos, entradas de aire laterales y cuádruple salida de escape, de formas rectangulares. Los faros de LED vienen de serie, dejando como opción los denominados “Matrix LED”, con iluminación más avanzada.

Al tomar los mandos, se aprecia la gran calidad de acabados y el uso de materiales nobles. Por cierto, para España los asientos deportivos con tapicería Alcantara y regulación eléctrica, además del sistema multimedia MMi Navegación con mando de control táctil, vienen de serie. Las llantas son de 20 pulgadas, con opción de montar de 21 e incluso 22.

Conduciendo el nuevo SQ7

audi-sq7-05

Después de tomar posición y familiarizarnos con los numerosísimos sistemas equipados en las unidades dispuestas por la marca, comenzamos la primera prueba del Audi SQ7. Al ralentí, el motor suena tremendo. El sistema de escape recurre a un actuador que amplifica el sonido del V8 y recuerda al ronroneo de los coches americanos con mecánicas de muchos cilindros.

Pisamos a fondo, para ver si el compresor eléctrico es efectivo. Lo es, pues la aceleración es inmediata, si bien la caja de cambios automática “tiptronic”, de ocho velocidades, es la que retrasa un poco la entrega de caballos. Por cierto, las levas del volante nos siguen pareciendo pequeñas.

Como el habitáculo está muy bien insonorizado, la sensación de velocidad no se corresponde con la real. Quizá esperábamos más “brutalidad”, teniendo en cuenta sus 900 Nm de par, pero basta echar un vistazo a la instrumentación, toda digital, para comprobar que corre muchísimo. Homologa una aceleración de solo 4,8 segundos en el 0 a 100 km/h y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, autolimitada.

En el plano dinámico, el SQ7 TDI que probamos en la presentación internacional del modelo, celebrada en Francia, venía cargado con sus mejores armas. Nos referimos al paquete opcional compuesto por las estabilizadoras activas, el diferencial deportivo trasero y el eje trasero direccional. Tiene un coste de 7.555 €, y supone un magnífico complemento del sistema de tracción total “quattro” y de la suspensión neumática, ambos elementos, de serie. Con todo este arsenal, el todocamino de Audi gira muy plano, aunque sin dar la sensación en ningún momento de ser un coche incómodo.

En vías rápidas es una “apisonadora”, y debemos estar muy atentos al marcador para no sobrepasar los límites de velocidad.  La ruta también incluía un puerto de montaña bastante revirado, donde pese a la exuberante envergadura, el automóvil demostró un comportamiento sorprendente. La dirección no es especialmente rápida, si bien se endurece bastante al elegir el programa “Dynamic”, el más deportivo que ofrece el control dinámico de la conducción “Audi drive select”.

Por la frenada no debes preocuparte, porque con los frenos cerámicos, opcionales, eso sí, la verdad es que contamos buena potencia para parar los 2.270 kilos de la criatura.

¿Cuándo se vende?

audi-sq7-02

Ya puedes pedirlo en el concesionario, aunque las primeras entregas a concesionario se realizarán a finales del verano. Con precio de partida de 110.970 €, el nuevo SQ7 se posiciona en lo más alto de la gama, muy por encima del otro portaestandarte tecnológico de su oferta, el Q7 e-tron quattro, que cuesta 83.970 €. En el número de mayo de la revista “Altagama” te ampliamos más información sobre esta primera prueba del Audi SQ7.

AUDI SQ7 4.0 TDI QUATTRO

Tipo de motor Diésel, 8 cilindros en V, biturbo y sobrealimentado
Cilindrada 3.596cm3
Potencia 435 CV entre 3.750 y 5.000 rpm
Par máximo 900 Nm entre 1.500 y 3.250 rpm
V. máxima 250 km/h (autolimitada)
Aceleración 4,8 s (0 a 100 km/h)
Consumo 7,2 l/100 km (mixto)
Medidas 5.069/ 1.968/ 1.741 mm
Neumáticos 285/ 40 R 20
Peso en vacío 2.270 kg
Maletero 805 l
Precio base 110.970 €
Lanzamiento Mayo de 2016

 

Escribe tus Comentarios