Y si tienes un accidente… y se fuga el contrario

Y si tienes un accidente… y se fuga el contrario

 

Esperemos que no tengas que recurrir a la ayuda que te ofrecemos en esta entrada, pero nunca está de más tener la información. Si alguna vez te ves envuelto en un accidente de tráfico del que no eres culpable y el conductor que lo ha provocado se da a la fuga, si no has resultado herido, es muy importante que sigas estos pasos para poder identificarlo y que asuma las responsabilidades pertinentes.

Aunque pueda sonar a algo lejano, es un caso bastante habitual, especialmente si se ha producido un atropello o hay heridos. Aunque en el 90 % de los casos se acaba encontrando al autor de los hechos, tu ayuda puede ser vital para resolver el caso en el que te has visto implicado.

¿Quién llevaba el coche?

Si estás en condiciones de hacerlo y te da tiempo, apunta la matrícula del vehículo que se ha dado a la fuga. Aunque eso no identifica al autor, sí localiza el vehículo, que es el primer paso para poder inculparlo. Después de fijarte en esto, llama inmediatamente a los servicios de emergencia en caso de que fuera necesario, y siempre a los agentes para que tomen medidas en lo sucedido.

Hasta que lleguen los agentes, intenta que los testigos no abandonen el lugar de los hechos o que, por lo menos, te proporcionen un número de teléfono para que los agentes puedan contactar con ellos e, incluso, testificar en un juicio si fuera necesario. Ellos podrán dar los detalles de los rasgos físicos del conductor, así como explicar lo sucedido. También es interesante hacer alguna fotografía o vídeo en el lugar en el que han sucedido los hechos.

La omisión de socorro es un delito

Si provocas un accidente, estás obligado a pararte a asistir a las personas que circulaban en el resto de vehículos implicados o al atropellado, aunque no seas un experto en la material. Para ello, detén tu coche en un sitio que no moleste y comprueba el estado de la situación. Si hay heridos graves, llama inmediatamente a emergencias para que puedan enviar una ambulancia y, además, pueden darte instrucciones para atenderlos mientras llegan los refuerzos.

La omisión de socorro está castigada en el Código Penal con una pena de prisión de 6 a 18 meses si eres el culpable del accidente que ha llevado a la víctima a necesitar ayuda, según lo contemplado en el artículo 195 del Código Penal.

Esto se sumaría a la pena que el juez te imponga por los daños personales y materiales que has causado. En el caso de los materiales, la sanción es administrativa, mientras que si has provocado daños personales tendrán que calibrar tu pena en función de las circunstancias específicas del accidente.

Escribe tus Comentarios