Nuevo MINI Clubman, capaz y original

Nuevo MINI Clubman, capaz y original

Con su original portón de dos hojas y un maletero de 360 litros, el nuevo MINI Clubman aúna distinción en la jungla del asfalto y versatilidad para un uso familiar.

El nuevo MINI Clubman, como la nueva carrocería de cinco puertas, va dirigido a aquellos amantes de la firma británica, propiedad de BMW, que necesiten un buen espacio interior para el equipaje y en el día a día, sin renunciar a una imagen original y a un dinamismo de alto nivel. Ya está a la venta desde 23.800 €.

Dimensiones de un compacto

Mini-Clubman-5

Respecto a su antecesor, añade una segunda puerta lateral trasera y, ahora, todas se abren en el sentido de la marcha. Sus dimensiones son muy cercanas a las de un compacto: 4,25 metros de longitud, 1,80 de anchura y 1,43 metros de altura. Más largo y ancho que el MINI 5 Puertas, ofrece cinco plazas y un maletero con un volumen que oscila entre 360 y 1.250 litros; en este caso, con los asientos traseros abatidos, opcionalmente, en proporción 40:20:40. El portón es de doble hoja con apertura hacia los laterales. Este puede abrirse de forma eléctrica llevando la llave en el bolsillo y pasando el pie por debajo del paragolpes trasero.

Seis opciones mecánicas

Mini-Clubman-1

El nuevo Clubman se comercializa con tres motores de gasolina y otros tantos turbodiésel. Entre los primeros, hay dos tricilíndricos de 1,5 litros de cilindrada, con 102 y 136 CV, para las versiones “One” y “Cooper”, respectivamente. El más potente es un cuatro cilindros, de 2,0 litros de cilindrada y 192 CV, para el “Cooper S”. Entre los de gasóleo, hay una motorización de 1,5 litros de cilindrada y 116 para la variante “One D”, y dos de 2,0 litros de 150 y 190, para las “Cooper D” y “Cooper SD”. Los consumos medios homologados se sitúan entre 3,8 y 6,3 litros cada 100 kilómetros. De serie, la caja de cambios es manual de seis velocidades. Opcionalmente, hay dos automáticas con convertidor de par “Steptronic”, una de seis marchas y, por primera vez en un MINI, otra de ocho, aunque solo para versiones de cuatro cilindros.

Control dinámico de la conducción

Mini-Clubman-3

Para adaptar el coche a todas las necesidades, se puede equipar al coche con el control dinámico de la conducción “MINI Driving Modes”, con tres programas: “MID”, “SPORT” y “GREEN”, que se activan con un mando giratorio, ubicado junto a la palanca de cambios. El Clubman lleva eje trasero multibrazo, optimizado específicamente para este modelo. MINI asegura que, como en el resto de sus modelos, la sensación es la de estar a los mandos de un kart. Pronto lo comprobaremos…

Bien equipado

Mini-Clubman-10

El equipamiento de serie incluye control de estabilidad “DSC”, control electrónico del diferencial “EDLC”, climatizador automático bizonal, faros con tecnología de tipo LED, sistema de sonido MINI Visual Boost con pantalla de 6,5 pulgadas, puerto USB y Bluetooth, MINI Connected, sensores de lluvia e iluminación, volante de cuero de tres brazos, llantas de 16 pulgadas, freno de estacionamiento electromecánico y ordenador de a bordo.

Nuevos colores

La paleta de tonos exteriores del Clubman aumenta con el “Melting Silver Metalizado” y el “Pure Burgundy Metalizado”. Además, el techo y las carcasas de los retrovisores pueden ir en blanco, negro o plata, contrastando con la carrocería. De este modo, las opciones de personalización son también muy elevadas, como sucede en los demás MINI.

Escribe tus Comentarios