Continental revoluciona el sistema de frenado de los coches eléctricos

Continental revoluciona el sistema de frenado de los coches eléctricos

 

New Wheel es el nombre que ha recibido el innovador sistema de frenado que la marca Continental ha diseñado para optimizar el frenado de los coches eléctricos. Para ello, ha cambiado por completo el concepto de las ruedas que equipan los vehículos actuales.

El nuevo concepto está formado por un disco de aluminio que se acopla al interior de la llanta, a la que se atornilla otra pieza que tiene forma de estrella. El freno de la rueda se acopla en la parte interior de la misma, mientras que el disco de freno va atornillado directamente a la pieza con forma de estrella.

Gracias a este diseño, es posible aligerar el peso del vehículo, permite un mejor aprovechamiento de la electricidad generada al frenar con el motor, un rendimiento de frenado superior y, además, al ser de aluminio está libre de corrosión, por lo que no se oxidará.

Hacia la movilidad del futuro

La movilidad del futuro no solo consiste en un cambio en los motores que propulsan a los vehículos, sino en conseguir coches cada vez más eficientes. Es por ello que algunas de las piezas tradicionales de los vehículos, como en este caso los frenos, podrían ver modificado su diseño. Con el cambio de los frenos se conseguiría aumentar la autonomía de los automóviles eléctricos ya que permite recuperar de forma eficiente la energía que se pierde con el frenado, por lo que desde Continental consideran que los frenos convencionales no son muy efectivos para este tipo de vehículos.

El prototipo se presentará durante el Salón de Frankfurt que se celebrará en septiembre y la idea del fabricante es ponerlo a la venta en el menor espacio de tiempo posible. Aún se desconoce el precio que podría tener ni los requisitos específicos para su instalación.

Escribe tus Comentarios