El ‘metalgate’, el nuevo escándalo que puede sacudir a la industria del automóvil

El ‘metalgate’, el nuevo escándalo que puede sacudir a la industria del automóvil

Los escándalos en el mundo del automóvil no son algo nuevo. Tras el Dieselgate, los airbags de Takata o el problema con el acelerador de Toyota, ahora parece que tenemos un nuevo problema que afectaría a las principales compañías japonesas y al que podemos bautizar como Metalgate.

La compañía Kobe Steel, uno de los principales productores de metal de Japón, ha señalado que su personal había falsificado la resistencia y durabilidad del acero, el cobre o el hierro que se suministraron a más de 200 compañías, locales y extranjeras, y en las que se incluyen fabricantes de automóviles, compañías aeroespaciales e incluso la industria espacial.

En el mundo del automóvil, Kobe Steel trabaja con varios de los principales fabricantes, como Toyota, Honda, Nissan, Mazda, Mitsubishi, Subaru, Ford y General Motors.

Kobe Steel ha confirmado que se habían falsificado datos para hacer que los metales cumplieran con los estándares de calidad. Los datos falsos se han vinculado a cuatro fábricas de aluminio en Japón, y para algunos artículos, la práctica se remonta a casi 10 años.

La manipulación afectó en el último año a 19.300 toneladas de productos de aluminio laminado y extruido, unas 19.400 piezas de aluminio fundidas y forjadas, y unas 2.200 toneladas de productos de cobre.

Según ha señalado el vicepresidente ejecutivo de la empresa, Naoto Umehara, se ha abierto una investigación, pero que no ha habido, hasta la fecha, denuncias ni quejas sobre la seguridad de los productos donde estaban ensamblados estos metales.

Toyota ha reconocido que ha utilizado aluminio con resistencia y durabilidad falsificada en sus puertas y otras áreas exteriores. Desde la mara nipona se ha indicado que “estamos trabajando rápidamente para identificar qué modelos y qué componentes están afectados” y se ha acusado a Kobe Steel del problema: “reconocemos que esta violación de los principios de cumplimiento por parte de un proveedor es un grave problema“.

Honda también ha confirmado la utilización de estos materiales con calificaciones falsas en sus puertas y capós, mientras que Mazda y Mitsubishi están investigando actualmente si sus vehículos están afectados.

 

 

Escribe tus Comentarios