Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic, a prueba: etiqueta dominante

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic, a prueba: etiqueta dominante

El Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic es lo que parece: un vehículo enorme en todos los sentidos, con el refinamiento y la distinción de un Mercedes Clase S, pero con una mirada off road que amplía sus posibilidades de uso.

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic: fotos

El lujo puede medirse de muchas maneras distintas, y todas confluyen en el majestuoso Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic que traemos hoy.

Lujo no solo por el completo y avanzado equipamiento incluido de serie, complementado casi hasta el infinito de forma opcional, o por la excelente factura de realización de todos sus detalles.

Más lujo es poder exhibir esa riqueza independientemente  del terreno que pise, sea o no carretera. En ese credo, portar con el emblema de la estrella es una garantía de exclusividad, y eso que la unidad probada corresponde al escalón de acceso y única propuesta diésel de la gama, aunque engaña al ojo con los paquetes AMG Line exterior e interior, opcionales.

Así, el Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic se presenta con un porte poderoso, casi amenazante por cuanto sus enormes dimensiones en todas las cotas (supera con holgura los cinco metros de longitud) llenan cualquier espacio por el que transite.

Un problema para aparcar, si bien no tanto para un vehículo que siempre debería dormir en garaje.

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic: habitabilidad

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic salpicaderoLa compensación de hacer frente a semejante tamaño se hace evidente al acceder al habitáculo, dispuesto para dar cabina hasta siete ocupantes. Desde un puesto de conducción elevado, la sensación de control y poder es aún mayor que desde fuera.

La butaca es acorde a la envergadura; es decir, grande para cualquier talla y muy cómoda. La amplitud es igualmente notable para el resto del pasaje, e incluso los ocupantes de la tercera fila, normalmente limitada a niños, disfrutan de asientos de buena anchura y de una altura razonable. La mayor restricción ahí viene del hueco para las piernas, justo y que no encuentra solución en el inexistente movimiento longitudinal de la segunda fila.

Otro espacio sobresaliente es el del maletero, variable en función de los asientos abatidos (el volumen máximo es de 2.300 litros y con cinco plazas nada menos que 680 litros).

Además, facilita su utilización con un sistema de plegado eléctrico de los respaldos desde el propio portaequipajes, sin olvidar la utilidad que aporta el portón eléctrico, ambos de serie.

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic: interior

El Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic no es el Mercedes-Benz más moderno en catálogo, y eso se nota en algunos elementos como la instrumentación, alejada de la grandiosidad digital implementada en el nuevo Mercedes-Benz Clase E, por ejemplo.

No obstante, la percepción de calidad es muy elevada, fiel a la tradición de la marca.

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic: motor

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic traseraUn gigante de estas proporciones exige una mecánica a la altura. Aquí evaluamos el motor más económico de la familia GLS, el 350 d (turbodiésel V6 de 3,0 litros), con fuerza más que suficiente para mover el coche dignamente.

La potencia, 258 CV, fluye de manera lineal, con algunas vibraciones y sin fatiga desde el ralentí hasta más allá de 4.000 rpm, consecuencia de disponer de un par máximo magnífico: 620 Nm.

Esta cifra es esencial para no flojear ante los 2.455 kilos de peso que le esperan. Un lastre que en definitiva impide al propulsor rendir a mayor nivel.

La “secuela” más inmediata se refleja en el consumo (difícil bajar de los 9 l/100 km), pese a contar con un modo de desplazamiento por inercia, en bajadas o ante cargas de trabajo muy ligeras, algo muy útil.

Lleva cambio automático 9GTRONIC, con convertidor de par de nueve relaciones, que ameniza la marcha proporcionando transiciones rápidas y suaves. Como no hay palanca al uso, manualmente solo se puede escoger con las pequeñas levas escondidas tras el volante. Pero, como digo, en automático convence y añade más confort a un vehículo que destaca precisamente por eso, por su comodidad.

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic: comportamiento

En un coche de estas características, y precio, la tracción total 4MATIC y la suspensión neumática adaptativa son casi una obligación, a la postre responsables de que este gran SUV pueda desenvolverse con eficacia en todo tipo de terrenos.

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic trasera movimientoEn esto, el sistema AIRMATIC de Mercedes-Benz se alía con el gestor de modos de conducción DYNAMIC SELECT. Un mando en la consola central permite seleccionar hasta cinco programas: Individual (personalizable), Sport (la carrocería baja 15 mm), Confort Suelo Resbaladizo y Off-Road.

En el último hay más altura libre al suelo para que el Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic se atreva con ciertos retos camperos, aunque con la tracción total, el citado cambio automático y el generoso par motor, además de un control de velocidad para subir rampas a ritmo prefijado, todo es mucho más fácil.

Ojo, pues para encarar aventuras realmente exigentes cabe la posibilidad de configurarlo de fábrica con paquete técnico Offroad (opcional y no equipado en esta unidad), que incluye reductora, bloqueo de diferencial central, dos modos para circular fuera de carretera y mayor altura de suspensión, entre otros.

En fin, la representación de la Mercedes Clase S en formato crossover es, cuando menos, una suerte de “aberración” que se mueve sin complejos en todo tipo de entornos. Confort, lujo y capacidades camperas a un precio acorde con su condición, nada menos que 89.750 euros para empezar a hablar.

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic: conclusión

Un coche para hacerse notar, tanto para ir a una elegante boda como de camino a una fi nca de campo. Conducción aparte, condicionada por una imponente carrocería, destaca su confort y su enorme habitáculo de alta calidad, hasta para siete personas.

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic: valoración

Imagen: 4
Acabados: 4
Puesto de conducción: 4
Habitabilidad: 5
Maletero: 5
Motor: 4
Recuperación: 4
Prestaciones: 4
Dirección: 4
Caja de cambios: 4
Frenos: 3
Estabilidad: 4
Consumo: 3

*5 es lo máximo, 1 lo mínimo

Texto: Juan Pablo Esteban.
Fotos: Paloma Soria

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic: ficha técnica

Tipo de motor Diésel, 6 cilindros, biturbo
Cilindrada 2.987 cm3
Potencia 258 CV a 3.400 rpm
Par 620 Nm entre 1.600 y 2.400 rpm
Velocidad máxima 222 km/h
Aceleración 7,8 s (0 a 100 km/h)
Consumo 7,1 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al) 5.130 / 1.934 / 1.850 mm
Neumáticos 265/60 R 18
Peso en vacío 2.455 kg
Maletero 680-2.300 l
Precio base 89.750 euros

Mercedes-Benz GLS 350d 4Matic: equipamiento

DE SERIE. Airbag de rodilla para el conductor; control de tracción ASR y de estabilidad ESP; asistente al arranque en pendientes; asistente en frenadas de emergencia BAS; sistema de monitorización de presión de neumáticos; sistema de alerta por cansancio del conductor ATTENTION ASSIST; control dinámico de la conducción DYNAMIC SELECT; suspensión neumática adaptativa; control de velocidad de crucero TEMPOMAT con SPEEDTRONIC y de velocidad en descenso DSR; faros adaptivos y pilotos de LED; asistente de luz de carretera; sensores de lluvia e iluminación; techo solar eléctrico; llantas de aleación de 18 pulgadas; portón eléctrico; cambio automático 9G-TRONIC con levas; sistema de parada y arranque automáticos del motor ECO; arranque por botón; climatizador bizona; asientos delanteros con ajuste eléctrico; tercera fi la de asientos abatible eléctricamente; tapicería símil de cuero; sistema multimedia COMAND Online (pantalla digital de 8,0 pulgadas, navegación 3D, punto de acceso Wi-Fi, aplicaciones integradas, control por voz, Bluetooth, streaming audio, reproductor de DVD, lector de tarjetas SD y toma USB).

OPCIONAL. Pintura metalizada (1.295 euros); Paquete de asistencia a la conducción PLUS: control de velocidad de crucero con asistencia de dirección, freno autónomo con detección de peatones, alerta por cambio involuntario de carril, control del ángulo muerto y PRE-SAFE PLUS (3.347 euros); techo panorámico eléctrico (1.339 euros); climatizador THERMOTRONIC delante/detrás (998-758 euros); equipo de sonido Harman Kardon con 14 altavoces y 830 vatios (1.138 euros); acceso eléctrico 3ª fila EASY-ENTRY (595 euros); asientos delanteros calefactados (505 euros); acceso y arranque sin llave KEYLESS-GO (1.324 euros); paquete AMG Line Interior: pedales, volante y asientos deportivos, y tapicería de cuero (3.955 euros); paquete deportivo exterior AMG: incluye llantas AMG de 21 pulgadas (6.174 euros); asistente de aparcamiento con cámara 360º (2.068 euros); paquete de memorias (1.324 euros).

 

 

Escribe tus Comentarios