Mercedes-Benz E 220D All-Terrain, a prueba: tierra a la vista

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain, a prueba: tierra a la vista

Con el Mercedes-Benz E 220D All-Terrain, Mercedes realiza una fusión muy acertada: berlina + SUV en carrocería familiar. Te damos sus claves.

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain: fotos


La casa alemana avista nuevos horizontes introduciéndose en un segmento hasta ahora inédito para ella. Y lo hace con un familiar de cierto aire de todocamino que nos ha gustado incluso más que la versión Estate de la que deriva.

Imaginar todo un Mercedes Clase E surcando caminos ya no es una quimera. Hasta ahora el campo no era su hábitat natural, desde luego: este modelo promueve otro tipo de cualidades que se alejan de ese medio.

Todo cambia con la aparición del Mercedes-Benz E 220D All-Terrain, un automóvil con ciertas aptitudes para salir del asfalto. Lo mismo que hizo Audi con su Audi A6 allroad, pero por primera vez llevado a la práctica por el fabricante de la estrella.

En el aspecto dinámico, tiene más sentido una propuesta como ésta: mejor un turismo, aunque sea familiar, ligeramente levantado para poder hacer frente a terrenos menos convencionales que empezar desde un SUV, cuya carrocería tampoco brinda una gran ventaja y sí penaliza, en parte, yendo sobre el asfalto.

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain: interior

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain salpicaderoFiel al estilo de Mercedes-Benz, se nota la impronta de la casa desde el minuto uno. El diseño, en cierta manera clásico, se combina con una aureola de vanguardismo que se refleja en algunos elementos.

Me sigue fascinando su excelsa instrumentación: tras el volante, una enorme pantalla digital de 12,3 pulgadas sustituye a los relojes tradicionales. A su derecha, otra de idéntico tamaño concentra las funciones del equipo multimedia COMAND Online.

La calidad y cantidad de indicaciones que posibilitan son enormes. Lástima que ambos equipamientos sean caros opcionales. A la vez, hay que acostumbrarse a la peculiar disposición de mandos de la firma alemana: la regulación eléctrica de los asientos va en la puerta; el selector del cambio, en el lugar habitual del mando limpiaparabrisas; y éste, en el mismo brazo de los intermitentes.

Mención aparte merece el mando multifunción para acceder a todos los dispositivos: a través de un botón circular con accesos directos o mediante una especie de ratón de ordenador de superficie táctil. Tienes para elegir, aunque yo, que soy más de la era analógica, me siento más a gusto con el primero.

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain: habitabilidad

Respecto al Clase E Estate del que deriva (así denomina Mercedes-Benz a la carrocería familiar), el Mercedes-Benz E 220D All-Terrain también ofrece una capacidad de carga magnífica. Empezando por el espacio destinado a los pasajeros de las dos filas y terminando por un maletero prodigioso, de 640 litros (540 en la berlina), ampliable a 1.820 litros al abatir los respaldos traseros. Además, el portón trasero, de apertura y cierre eléctricos, facilita mucho la tarea.

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain: comportamiento

Resuelta con nota la vida a bordo, el apellido que acompaña a esta versión no ha sido puesto a la ligera. En el plano dinámico hay diferencias importantes.

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain apoyo en curva traseraQuizá el cliente de esta clase de coches no esté dispuesto a mancharse de polvo y barro, aunque el vehículo cuenta con protecciones en pasos de ruedas y paragolpes para protegerse de esos pormenores, al mejor estilo SUV.

Ese diseño, levemente más agreste, se acompaña de ruedas de mayor perfil y de una altura al suelo superior, 29 milímetros más que el Estate convencional.

Añade otras “armas” para aventurarse fuera de la carretera: la tracción total 4MATIC, la suspensión neumática y el programa de conducción All-Terrain. Éste funciona a velocidades inferiores a 35 km/h, eleva la carrocería 20 milímetros y adapta los controles electrónicos. Así, logra pasar por pequeños obstáculos y “escalar” pendientes de cierta inclinación. Todo sin pasarse, porque tocaremos los bajos.

Para “pistear” sí que está más capacitado, gracias a un efectivo trabajo de los amortiguadores que casi no transfieren a los ocupantes el paso por baches y zonas onduladas.

Esa comodidad aparece de nuevo en carretera, escenario donde se antoja como un coche brillante. Mientras no tenga que hacer frente a bruscos cambios de trayectoria, un suave balanceo acompaña nuestros movimientos para brindar un gran confort de marcha y una elevada estabilidad. En definitiva, un compañero perfecto para afrontar largas distancias, sin duda.

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain: motor

Para elegir motores no hay problema. La oferta actual, que se ampliará más adelante, solo contempla un bloque turbodiésel de 2,0 litros y cuatro cilindros.

Entrega 194 CV, aunque más relevante es su cifra de par máximo: 400 Nm. Es la responsable de contar con una salida notable y con una buena capacidad de recuperación (como al adelantar), lo que evita tener que echar mano del cambio.

Éste, por cierto, recurre a una caja automática mediante convertidor de par 9G-Tronic de lo más suave. La mecánica, salvada la aspereza inicial hasta que coge temperatura, resulta totalmente resolutiva tanto en el plano de las prestaciones puras (para nada es un vehículo lento) como de consumo.

Obtener entre 6 y 7 l/100 km de media es un valor muy razonable para un familiar de casi cinco metros y dos toneladas de peso. Para culminar, como es norma en Mercedes-Benz, el precio de partida es alto y el equipamiento de primerísimo nivel.

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain apoyo en campoDe serie va bien nutrido y se puede ampliar la dotación hasta con tecnología de conducción semiautónoma, dejando que el propio coche mantenga la trayectoria al actuar sobre la dirección y la velocidad. Un “gadget” de calidad para un familiar de lo más polifacético.

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain: conclusión

Con un “traje” de montaña, la suspensión neumática y algún otro añadido, el All-Terrain no desentona en caminos. El buen funcionamiento del motor hace que olvidemos la escasa oferta mecánica para esta variante.

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain: valoración

Precio: 3

Prestaciones: 4

Comportamiento: 5

Consumo: 4

*5 es lo máximo, 1 lo mínimo

Texto: Juan Pablo Esteban.
Fotos: Paloma Soria.

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain: ficha técnica

Tipo de motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada 1.950 cm3
Potencia 194 CV a 3.800 rpm
Par 400 Nm entre 1.600 y 2.800 rpm
Velocidad máxima 231 km/h
Aceleración 8,0 s (0 a 100 km/h)
Consumo 5,2 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al) 4.997 / 1.861 / 1.497 mm
Neumáticos 245 / 45 R 19
Peso en vacío 1.920 kg
Maletero 640 l
Precio base 66.550 euros

Mercedes-Benz E 220D All-Terrain: equipamiento

DE SERIE. Airbags frontales, laterales y de cabeza para conductor y acompañante; airbag de cabeza delanteros y traseros; airbag de rodilla para el conductor; control de estabilidad y tracción; asistente en frenadas de emergencia BAS; sistema de monitorización de presión de neumáticos; sistema de alerta por cansancio del conductor; sistema de parada y arranque automáticos del motor ECO; sistema de preparación ante colisiones inminentes PRE-SAFE; control de velocidad de crucero TEMPOMAT; control dinámico de la conducción DYNAMIC SELECT con modo All-Terrain; suspensión neumática Air BODY CONTROL; cambio automático 9G-TRONIC; portón trasero eléctrico; faros y pilotos con tecnología de tipo LED; llantas de aleación de 19 pulgadas; arranque sin llave KEYLESS-GO; asientos delanteros calefactables con regulación eléctrica; climatizador bizona; asistente de aparcamiento con cámara trasera; sistema multimedia Audio 20 USB con pantalla de 8,4 pulgadas y Bluetooth; navegador Garmin.

OPCIONES. Pintura metalizada (1.094 euros); paquete de asistencia a la conducción: incluye asistente de dirección y piloto automático DRIVE PILOT (2.628 euros); sistema de visión periférica 360º (830 euros); paquete tecnológico: incluye Head-up Display, instrumentación digital de 12,3 pulgadas y sistema multimedia COMAND Online (1.968 euros); tapicería de cuero napa marrón (3.043 euros); sistema de sonido Burmester (1.069 euros).

Escribe tus Comentarios