McLaren 650S Can-Am, veneración a las carreras americanas

McLaren 650S Can-Am, veneración a las carreras americanas

Coincidiendo con el cincuenta aniversario de la Canadian-American Challenge Cup, el McLaren 650S Can-Am homenajea a esta competición en la que logró cinco títulos consecutivos, entre 1967 y 1971.

El McLaren 650S Can-Am rinde tributo a la Canadian-American Challenge Cup, una competición celebrada en los mejores circuitos de Estados Unidos y Canadá, que el próximo año cumplirá su cincuenta aniversario. En ella pilotaron nombres míticos como Graham Hill, John Surtees, Jackie Stewart y, por supuesto, Bruce McLaren. De hecho, la firma británica logró cinco títulos de manera consecutiva, entre 1967 y 1971. 

Solo cincuenta unidades

mclaren-650s-can-am-2

El deportivo es una serie limitada de cincuenta unidades, desarrollada por “McLaren Special Operations” (MSO). Está basado en la carrocería “Spider” y puede elegirse en tres tonos diferentes. El “Mars Red” es el que recuerda al M1B con el que corrió McLaren. Los otros dos son el “Papaya Spark”, que es un color anaranjado, y el “Onyx Black”, empleado por varios modelos de la firma británica al final de esta competición.

La fibra de carbono se emplea en varios componentes del coche, como en el techo, que está conformado por dos piezas plegables, y en los asientos. Este material ligero también se encuentra en el capó, el alerón, los faldones laterales y en el labio inferior del paragolpes delantero. De este modo, se logra reducir el peso del conjunto para aumentar las prestaciones.

Referencias al M1B

mclaren-650s-can-am-3

Además de por la decoración exterior, el McLaren 650S Can-Am se asemeja al M1B por las cuatro salidas de escape, por las llantas de aleación con cinco radios en acabado negro brillante y por las tomas de aire en las aletas delanteras. Los neumáticos elegidos son unos Pirelli P Zero Corsa y el equipo de frenos, con discos carbocerámicos, pinzas en negro brillante y el logo de McLaren.

Motor de 650 CV de potencia

mclaren-650s-can-am-4

El motor es el que se emplea en el Spider, un V8 de 3,8 litros de cilindrada que desarrolla 650 CV a 7.250 rpm y 678 Nm a 6.000 vueltas. Con él, el Can-Am alcanza una velocidad máxima de 330 km/h y acelera de 0 a 100 en 3,0 segundos.

El precio de cada unidad está fijado en 255.850 libras, 348.452 € al cambio, y las primeras unidades se entregarán en la primavera de 2016. Un sueño para cincuenta afortunados, cuya cuenta corriente esté muy desahogada.

Escribe tus Comentarios