La máquina de vending con forma de gato que vende coches

La máquina de vending con forma de gato que vende coches

 

Alibaba ha creado una máquina expendedora con forma de gato que pretende utilizar para vender coches en China en lo que probablemente sea la idea más loca e innovadora relacionada con la venta de coches. Hace poco te contábamos algunas otras iniciativas curiosas, como la de MediaMarkt de ofrecer coches eléctricos o la posibilidad de comprar el Opel Grandland X a través de Amazon.

El funcionamiento de este sistema de venta sería a través de una aplicación móvil que el consumidor se bajaría a su terminal y donde podría escanear cualquier vehículo que se encuentre por la calle y le guste. La app lo reconocería y se lo mostraría en el menú para ofrecerle una prueba de tres días o la compra directamente.

Es entonces cuando el cliente se acercaría a la máquina expendedora con forma de gato para recoger su nuevo vehículo. La máquina hace un escáner facial del comprador, que previamente se ha de tomar un selfie de su rostro con su móvil, y reconoce el vehículo adquirido. Es entonces cuando la máquina se encarga de bajar el vehículo de su plataforma para entregárselo al comprador.

Ojo, porque no todo el mundo puede acceder a este tipo de máquinas. Solo las personas que cuenten con una puntuación de 700 o más en el sistema de crédito chino denominado Zhima y sean miembros AlibabaSuper podrán utilizar esta máquina expendedora.

Para evitar que la gente utilice de mala forma la aplicación, Alibaba ha limitado también los test drive disponibles para cada usuario a cinco veces en los dos primeros meses del programa. La empresa asiática pretende abrir docenas de estas máquinas de vending por todo China en los próximos meses.

Escribe tus Comentarios