Los malos hábitos al volante, la principal causa de las averías en el embrague

Los malos hábitos al volante, la principal causa de las averías en el embrague

 

El embrague es uno de los elementos del coche que más desgaste sufre en el día a día, especialmente si conduces más por dentro de ciudad o si te ves metido en un atasco muy a menudo. La forma de conducir de cada uno también influye en el estado de esta pieza fundamental del coche.

Reparar el embrague puede costar hasta 1.000 euros, o incluso algo más si se han visto afectados otros elementos del vehículo en la avería. Algunas veces es el propio desgaste el que las productos y otras, los malos hábitos al volante. Evítalos con los siguientes consejos:

Pisa el embrague a fondo

No tengas miedo de pisar el embrague hasta el fondo. Solo cuando está completamente pisado podrás cambiar de marcha sin afectar al mecanismo. No le des una patada brusca, sino que es mejor pisar el pedal de forma progresiva y suave. Aunque parezca que es indiferente pisarlo a fondo o no ya que la marcha se cambia igual, este gesto es de los que provoca más visitas al taller.

Apoyar el pie en el pedal

Entendemos que es muy cómodo dejar el pie apoyado en el embrague y la mano derecha en la palanca de cambio, pero con esos gestos solo consigues someter a estos elementos a un sobreesfuerzo. Descansa el pie en el reposapiés que incluyen buena parte de los modelos que están actualmente en el mercado y no sobre el embrague si no quieres llegar a quemar el mecanismo y acabar provocando una avería en los engranajes.

Suelta el pie del embrague cuando estés detenido

En las situaciones en las que tengas que estar parado por un largo periodo de tiempo, es mejor dejar la caja de cambios en punto muerto y con el embrague levantado si no quieres desgastar en exceso sus componentes. Además, si tu coche está equipado con la tecnología Start & Stop, si lo pisas no funcionará de forma correcta esta función y acabarás contaminando más.

En las pendientes, no pises el embrague

Tampoco sirve como medida de seguridad dejar el embrague pisado cuando estás parado en una pendiente, ya que lo único que conseguirás es dañar el dispositivo. Si quieres cuidar tu coche, en esta ocasión deja la caja de cambios en punto muerto y pisa solo el freno. Si lo ves necesario, puedes poner el freno de mano.

Escribe tus Comentarios