Lebron James se atreve con el coche autónomo

El estadounidense Lebron James, jugador de baloncesto de los Cleveland Cavaliers y considerado una de las estrellas de la NBA, se atreve a circular con el vehículo autónomo. Y no lo hace de cualquier forma. En un vídeo se puede ver cómo se sienta atrás y realiza un trayecto normal mientras las plazas delanteras están vacías sin que las ocupe nadie, por lo que en caso de imprevisto nadie podría hacerse cargo de los mandos.

Lebron se muestra muy sorprendido por la respuesta del automóvil, y una vez se le indica que el conjunto de radares y cámaras tienen un control de la situación hasta 80 veces superior al de un conductor, el jugador responde que se lo quiere quedar.

Campaña promocional

En realidad se trata de un acuerdo que el jugador de baloncesto ha firmado con Intel para promocionar el programa de investigación sobre la conducción autónoma que está llevando a cabo en Silicon Valley, uno de los centros neurálgicos de las nuevas tecnologías de Estados Unidos.

Por el momento, solo se ha hecho público el primero de los vídeos a bordo de un vehículo experimental. La campaña está compuesta de varios clips promocionales en los que se podrá observar a Lebron hacer su vida normal, aunque de forma un tanto diferente a como suele ser.

Según ha señalado Kathy Winter, vicepresidente y mánager general del programa de conducción autónoma de Intel en un comunicado de prensa, “la campaña forma parte de una iniciativa con la que buscamos aumentar la confianza en este proyecto de investigación con el que pretendemos desarrollar y mejorar el interfaz de comunicación entre los coches y las personas así como explorar las sensaciones y actitudes que tiene la población hacia la conducción autónoma”.

Y muestra el error que a su juicio reflejan los conductores ante este tipo de tecnología: “El miedo que la población tiene a la conducción autónoma puede llegar a ser desconcertante, teniendo en cuenta que los accidentes provocados por un error humano producen más de un millón de muertos cada año a nivel mundial. En realidad, es de esos coches de los que la población debería tener miedo. Hoy día quienes nos sentamos detrás de un volante solo podemos confiar en que el coche con el que nos vamos a cruzar se mantenga en su carril como es debido. Según mi manera de verlo, a menos que esos coches sean autónomos, deberíamos estar aterrorizados”.

Intel es una de las compañías líderes en desarrollo de la conducción autónoma, especialmente después de haber adquirido Mobileye por 15.300 millones de dólares (11.425 millones de euros) en marzo de este año. Mobileye es una compañía especializada en la tecnología de conducción autónoma, incluyendo los nuevos sistemas de control de la carretera y el tráfico, los procesos de aprendizaje independiente de los ordenadores, la recopilación de datos para el mapeo y el análisis de datos.

Esta división está trabajando junto a Fiat Chrysler y BMW para ambos gigantes de la automoción puedan incluirla en sus vehículos en el año 2021.

Escribe tus Comentarios