La propulsión trasera vuelve a los rallies

La propulsión trasera vuelve a los rallies

Toyota lanza su GT86 CS-R3, el primer coche de rallies de propulsión trasera homologado por la FIA en el Siglo XXI

Tras un extenso desarrollo, demorado por el reto de ser el primer vehículo con propulsión trasera en la Categoría R3, antes exclusiva de vehículos con tracción delantera, el GT86 CS-R3 ya puede competir en cualquier rallye de normativa FIA, incluido el Campeonato Mundial de Rallies (WRC).

La tradición Toyotagt86_csr3_homologacion_2

La propulsión trasera vuelve a los rallies a través del nuevo CS-R3, que vuelve a llevar a este tipo de mecáncia a escena nutriéndose del ilustre legado de Toyota en los rallies, resulta un vehículo único y apasionante tanto para pilotos como para aficionados. ElToyota Team Europe cosechó sus primeros éxitos en los años 80 con el Celica Twincam Turbo de propulsión trasera, que ganó varias veces el Rally Safari.

Gracias a las modernas herramientas de desarrollo de motores de Toyota, los cambios de componentes del motor y del software han dado lugar a una potencia máxima de 232 CV y a un par máximo de 235 Nm.  Para conseguir un auténtico espíritu deportivo, el CS-R3 cuenta con una transmisión secuencial de seis velocidades de Drenth, especialista en cajas de cambios, diseñada específicamente para vehículos con tracción trasera, además de un diferencial trasero de deslizamiento limitado.

Un programa de optimización del peso ha mejorado el ya de por sí ágil comportamiento del GT86, mientras que los cambios en la suspensión, los frenos y el sistema de escape garantizan un rendimiento máximo en carrera. No se sacrifica lo más mínimo la seguridad, y así los sistemas de seguridad y la jaula antivuelco protectora se equipan de serie.

Escribe tus Comentarios