Furia española con el GTA Spano 2015

Furia española con el GTA Spano 2015

¿Sabías que este superdeportivo es español? El GTA Spano 2015, la segunda generación del coche, ha sido desarrollado por una empresa valenciana. Tiene un motor V10 de 925 CV y su precio es de 890.000 €, aproximadamente.

Parece increíble que un superdeportivo más potente que muchos Ferrari y Lamborghini sea español, pero así es. El GTA Spano 2015, desarrollado por la empresa valenciana Spania GTA, cuyo presidente y fundador es Domingo Ochoa, se hizo realidad en 2012. Ahora, en 2015, llega la segunda generación, limitada a noventa y nueve unidades (se producirán entre quince y veinte al año) y cuyo principal mercado será Singapur.

Más barato que sus rivales

gta-spano-2

¿El precio? Aproximadamente, 890.000 €. Puede sonar increíble, pero es un coste ajustado, pues los modelos de Koenigsegg o Pagani cuestan a partir de un millón de euros. Según Ochoa, sus clientes son personas que ya cuentan con modelos de este tipo y que quieren poseer otro diferente al de sus amigos. Los hay que tienen el dinero por castigo…

925 CV de potencia

gta-spano-3

El motor del GTA Spano 2015 es el nuevo 8.0 V10 Twin Turbo, que declara 925 CV y 1.220 Nm de par máximo. Este propulsor, que podría alcanzar los 1.500 CV si se continuara con su evolución, se asocia a una caja secuencial robotizada de siete velocidades. Las prestaciones, obviamente, resultan de infarto: 370 km/h de velocidad máxima y aceleración de 0 a 100 de 2,9 segundos.

Utilización de grafeno

gta-spano-4

El chasis monocasco del coche también es de nuevo desarrollo. En él se incluyen materiales tan innovadores como el carbono, el titanio e incluso el grafeno, que resulta doscientas veces más resistente y cinco veces más ligero que el acero, para lograr una mayor rigidez torsional y, a su vez, más ligereza. El resultado, un bastidor de solo 112 kilos.

El uso del grafeno, gracias a una alianza con Grafenano, otra empresa española, también se extiende a otros componentes del coche, como la batería, que tan solo pesa 2 kilos. Una normal son 22 kilos y otra de iones de litio, 8 kilos.

Con todas estas innovaciones, es normal que en el pasado salón de Ginebra Ochoa recibiese felicitaciones de importantes ingenieros de McLaren y otras marcas punteras. Como se suele decir, esto sí es marca España.

Escribe tus Comentarios