Fiat Tipo 2017, prueba real de la versión con depósito de GLP

Fiat Tipo 2017, prueba real de la versión con depósito de GLP

Hemos puesto a prueba el Fiat Tipo en su versión con motor de gasolina + GLP, un bloque de 1,4 litros que rinde 120 CV. Hablamos sin cortarnos de un coche con el que ya te avanzamos que vas a poder entrar en el centro de Madrid aun cuando hay restricciones de tráfico.

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: fotos

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: ¿por qué lo probamos?

Este automóvil se presentó en junio del año pasado y ya tuvimos la oportunidad de probarlo, pero nos quedaban asuntos pendientes con el Tipo. Uno de ellos, realizar una prueba algo más específica de su versión con depósito extra de GLP. Para los que no lo sepáis, hablamos de un combustible denominado Gas Licuado de Petróleo, que se vende más o menos por la mitad de precio que la gasolina (aprox: 0.59 €/litro).

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: motor

El propulsor de la unidad que hemos estado probando es un 1.4 T-Bifuel de 120 CV. La denominación Bifuel nos indica que la mecánica puede funcionar tanto alimentándose con gasolina como con GLP. Esto lo vas a decidir tú, gracias a un botón en su consola central que activa un depósito u otro.

Nota: 7/10

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: comportamientoFiat Tipo 2017 GLP, prueba real

Las sensaciones conduciendo han sido gratificantes. Lo primero que noto es que el motor apenas es perceptible desde el interior del coche. Por tanto, te vengo a hablar de un buen aislamiento del habitáculo, ya que desde fuera resulta más ruidoso de lo que tú vas a notar. El cambio manual funciona de forma correcta, sin problemas para engranar cada una de sus seis marchas. Te voy a decir que de los mejores que he probado en el Grupo Fiat, con permiso de la excelente -y de recorrido corto- caja del Fiat 124 Spider.

Las irregularidades del terreno se absorben bien y no puedo quejarme del balanceo cuando gestiono cada curva. No es que sea el mejor coche a la hora de cambiar de trayectoria pero, si vas pasado, la electrónica hace más que bien su trabajo. Mientras lo pruebo, me acuerdo de Raúl García –Director de Fiat y Abarth en España-, quien me insistía hace unas semanas en que el cambio del uso de la gasolina al GLP no se nota en ningún momento. Pulso el botón de la consola y la verdad es que ni rastro de pérdidas de potencia o de ruidos extraños.

Su dirección está regulada en su justa medida para que en carretera podemos circular de forma agradable. Llegamos a ciudad y un botón –también situado en la consola central y con la palabra “City” grabada- me permite ablandarla más de lo recomendable. Quizá no siempre activaría esta función en zona urbana, pero para giros cerrados a baja velocidad y para moverse por un parking es una auténtica delicia.

Nota: 7/10

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: Interior

El nuevo Fiat Tipo no está mal acabado por dentro. La calidad percibida ha mejorado notablemente con respecto a lo que nos han tenido acostumbrados en los últimos años. Se sigue usando bastante material plástico, de acuerdo, pero eso es algo que comparte con el resto de automóviles que encontramos en su categoría.

Nota: 7/10

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: habitabilidad

Sentado frente al volante me siento cómodo. Me llama la atención un salpicadero en posición más alta de lo que puedas esperar. En general no puedo ponerle muchas pegas a su habitáculo, dentro de que la parte trasera es sobrada para que viajen 2 personas pero estrecha si queremos llenarla por completo.

Si abrimos el portón  del maletero, nos vamos a encontrar un espacio de 440 litros de volumen. A mí me parece que es lo que se puede esperar de un vehículo de este tamaño.

Nota: 7/10

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: tecnología y equipamientoFiat Tipo 2017 GLP, prueba real

En este sentido, podemos destacar sistemas interesantes que lleva de serie en su acabado más alto, denominado “Lounge”. Por ejemplo, me gusta el tamaño de 7 pulgadas de su pantalla táctil central, que tiene una buena resolución y ofrece como extra la función de navegador. La pantalla TFT de 3,5” del cuadro de instrumentos permite una buena lectura de informaciones como la presión de los neumáticos, el estado de carga de la batería o el cuentakilómetros, entre otros datos disponibles. El acabado “Lounge” también incluye de serie cosas como los espejos retrovisores eléctricos y desempañables, el control de velocidad de crucero, la toma de corriente de 12v en el maletero y otros tantos.

Por poner una pega, la definición mostrada por su cámara de aparcamiento trasera (es opcional) no es buena, pero quién quiere ver en HD el coche que tiene detrás. Yo no.

Nota: 7/10

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: precio

El coste de la unidad que estamos probando supera al precio de salida de esta versión, que se vende desde 20.390 euros en su terminación más alta -1.000 euros menos en su acabado de acceso “Easy”.

Su precio de acceso en el más económico de los casos es de 16.490 euros, asociado al motor de gasolina 1.4 de 95 CV.

Nota: 6/10

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: ¿qué es lo mejor?

Fiat Tipo 2017 GLP, prueba real

Para mí, lo mejor es lo conseguido que está el coche y lo que ha evolucionado con respecto a lo que se ofrecía. Lo cómodo que es circular con este modelo y el cambio me han dejado muy buen sabor de boca.

Tampoco te olvides de lo que comentaba al principio. El hecho de contar con un depósito de 30 kg de GLP y de 50 litros de gasolina, permite que tengamos una autonomía superior a cualquier otro vehículo. Yo he calculado que, usando sólo GLP, puedes recorrer unos 350 kilómetros (ciclo mixto), mientras que el depósito de gasolina nos va a permitir circular sin repostar durante casi 800 kilómetros.

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: ¿qué es mejorable?

La respuesta del motor es buena, pero tampoco da la impresión de estar conduciendo un coche de esa potencia. Obviamente, los acabados se pueden mejorar pero están bastante correctos para lo que podemos esperar por su precio y en la categoría de la que hablamos.

Un punto que no me convence es que no he encontrado por ningún lado la lectura del consumo medio de GLP y de gasolina. O lo tiene muy escondido o directamente –como creo que es- su ordenador de a bordo no aporta esa información. Por tanto, no me ha quedado otra que realizar llenados de los depósitos y calcular cuánto he gastado, basándome en los kilómetros recorridos. En este sentido me he llevado una sorpresa, porque tanto el consumo de gasolina como de GLP homologados en su ficha técnica se acercan de verdad al gasto real.

Si la marca dice que el automóvil consume en ciclo mixto 8,4 l/100 km de GLP, en mi caso he calculado 8,48 l/100 km. Con el depósito de gasolina me ha pasado algo parecido, por lo que nos podemos creer los 6,3 l/100 km que dicen que vas a gastar en una conducción mixta.

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: rivales

Entre los rivales del Fiat Tipo, podemos encontrar modelos como el Hyundai i30, el Opel Astra, el Ford Focus y el Skoda Spaceback. Todos ellos son competencia por segmento, precio y dimensiones, aunque incluso podríamos ponerlo al nivel de un coche híbrido convencional como el Toyota Auris Hybrid o el Hyundai Inoniq, por los motivos que te voy a contar a continuación.

Fiat Tipo 1.4 T-Bifuel 120 CV GLP: ¿merece la pena comprarlo?

Si eres de los que necesita circular a menudo por el centro de Madrid, por motivos laborales o personales, debes saber que este coche puede hacerlo sin problemas, incluso cuando los escenarios 3 y 4 del Protocolo de Anticontaminación de Madrid impiden que otros vehículos con motor de combustión lo hagan. Lo que no vas a poder hacer es aparcar en la zona SER (zona azul y verde), algo que queda limitado a los coches categorizados con la etiqueta “Cero Emisiones” de la DGT -hablamos siempre de los días de restricciones-. Aunque cuidado con esto último, porque hay que pedir autorización expresa al Ayuntamiento de Madrid (o al de la ciudad o municipio que te corresponda) para poder hacerlo de forma gratuita y en período considerados como de altos niveles de contaminación.

Por tanto, nuestro Fiat Tipo de GLP recibe la etiqueta “ECO”, por funcionar con GLP. De igual manera ocurre con los coches con depósito de GNC (Gas Natural Comprimido) y con los automóviles propulsados por un sistema híbrido convencional o enchufable con una autonomía en modo eléctrico inferior a 40 kilómetros –los que tienen 40 o más kilómetros de autonomía reciben la consideración de “Cero Emisiones”, igual que los eléctricos 100%-.

Escribe tus Comentarios