Los clásicos vuelven a ser los grandes protagonistas en el Festival Opelvillen

Los clásicos vuelven a ser los grandes protagonistas en el Festival Opelvillen

 

Ya van 17 años celebrándose el Opelvillen, uno de los Festivales más importantes de coches clásicos en Alemania. En la localidad germana de Rüsselsheim, lugar donde se celebra el evento, se han podido ver modelos míticos de todas las marcas, aunque es indiscutible que Opel es la protagonista.

Este año, la mayoría de las miradas las ha acaparado el Opel Rennwagen de 1914, más conocido como “Monstruo Verde”. En concreto, era una versión deportiva con 260 caballos y un motor de 12,3 litros y cuatro válvulas. Otro modelo que se ha convertido en un foco de atención  ha sido el Admiral A V8 de 1965, que compartía la caja de cambios de su hermano
Diplomat, cuando el CEO de Opel, Michael Lohscheller, decidió conducirlo.

Pasado y presente

Destaca el ambiente que se vive durante todo el festival, con música y actividades familiares para todos los aficionados al automóvil de época. “El ambiente es único, los vehículos que se muestran son una delicia y nuestros coches Opel clásicos, meticulosamente cuidados, desempeñan un papel de destacado”, comentó el propio Lohscheller.

Los asistentes también pudieron ver en directo a Jockel Winkelhock, el ganador de Le Mans en 1999 con el Equipo BMW Motorsports. En esta ocasión, se sentó a los mandos de un Opel Commodore GSE de rallyes de 1972. Por último, el alcalde de Rüsselsheim, Patrick Burghardt, quiso sumarse a la fuesta tras el volante de un Opel Kapitän del 69.

También hubo cabida para los modelos actuales. Se adelantó cómo es el nuevo Opel Insignia, sin duda uno de los modelos que más interés genera en el stand de Opel en el Salón de Fráncfort en su versión GSI, así como el Cabrio/Cascada.

Fuente: Tallerator

Escribe tus Comentarios