Un dron, solución a los problemas de autonomía de los eléctricos

Un dron, solución a los problemas de autonomía de los eléctricos

La solución a la movilidad eléctrica puede venir de la entidad que menos te lo esperas: Amazon. La compañía de venta por internet y entrega a domicilio ha presentado un nuevo proyecto a la Oficina de Patentes de Estados Unidos para el reparto de energía a domicilio mediante drones. Y quien dice a domicilio dice a cualquier punto del mapa que se pueda encontrar mediante geolocalización.

El proceso podría ser más complejo de lo que cabría esperar pues la recarga del vehículo se podría hacer con el coche detenido o incluso en movimiento.

Nuevo proceso de carga

El proyecto contempla varias posibilidades diferentes. Una de ellas prevé la opción de que varios drones sobrevuelen las carreteras más transitadas, mientras que otra situaría a esta suerte de helicóptero de pequeñas dimensiones teledirigido apostado en un punto de espera. Incluso, se prevé que puedan analizar el estado de carga de las baterías de los coches y sus consumos, y si encontrara algún vehículo que hubiera superado el umbral de carga mínima lo recargaría. De esta manera se deja abierta la posibilidad de que recargue el coche por petición del conductor o de forma automática

¿El modo? Aquí está uno de los puntos que se han desarrollar. Si el coche está parado no habría mayor problema que el conductor enchufara el cable al vehículo. Otra cosa muy distinta es que se quisiera hacer con el automóvil en movimiento. Aquí, el dron se acercaría al coche y suspendido en el aire desplegaría un cable o unas pinzas retráctiles para buscar el punto de carga. Y éste podría estar en la zona habitual, en uno de los costados de la zona trasera del coche, o bien el techo o el portón del maletero.

También podría ser necesario el desarrollo de alguna pieza para el acoplamiento del dron mientras el coche está en movimiento para esta carga.

En el proyecto se muestran algunos detalles de diseño pues el dron, según lo conocemos hoy, necesitaría de sustanciales cambios. Más allá de que ganaría en tamaño para albergar en su interior las nuevas baterías, también requiere de nuevos sensores, nuevos cables e incluso de esa nueva estructura que le permita acoplarse sobre el coche.

Interés en la automoción

La compañía es experta en proponer soluciones y nuevas facilidades en el mundo de la automoción. Hace un año anunció la creación de un asistente personal virtual llamado Alexa, que puede resolver algunos problemas o necesidades al volante. Ya está disponible en los vehículos eléctricos de Ford, y pronto lo hará en algunas gamas de SEAT.

En este caso de que el proyecto salga adelante, solo sería cuestión de solicitar a Alexa una recarga de batería, y esperar que el proceso funcionara de forma autónoma.

Escribe tus Comentarios