Ruedas nuevas: dónde colocarlas si no las cambias todas

Ruedas nuevas: dónde colocarlas si no las cambias todas

 

Compruebas los neumáticos de tu coche y ves que solo te merece la pena cambiar dos. El problema viene ahora. ¿Dónde colocas los dos nuevos? ¿En el sitio de las dos ruedas que has quitado o es mejor cambiarlos todos de sitio? Aunque parezca una decisión poco relevante, de ella depende, en buena parte, la estabilidad de nuestro coche.

Llevar los neumáticos en buen estado es esencial para garantizar una conducción segura, ya que son el elemento que te mantiene en contacto con la carretera. A la hora de cambiar los neumáticos a próxima vez, ten en cuenta lo siguiente:

Cambio de dos neumáticos

Cuando solo necesites cambiar dos ruedas, colócalas siempre en el eje trasero, independientemente de la tracción que tenga el vehículo. Estamos hablando de situaciones normales de conducción, ya que si corres en circuito, según el tipo de trazado, igual te interesa más llevar los neumáticos delanteros frescos.

El eje trasero es el principal encargado de controlar el coche en caso de inestabilidad del delantero, por lo que si los neumáticos traseros están en mal estado, los imprevistos pueden provocar que acabes haciendo un trompo. Por tanto, es importante mantener controlada la parte de detrás del coche, ya que ganarás estabilidad y tendrás una mayor sensación de dominio del coche. El eje delantero es más sencillo de manejar por el conductor, por lo que su pericia puede ser lo único necesario en estos casos.

Además, los neumáticos traseros se encargan de mantener en buen equilibrio la adherencia del neumático en la carretera. Esto se nota, especialmente, en los días de lluvia o cuando la carretera está mojada. Así que la próxima vez que solo cambies dos ruedas asegúrate de poner los dos neumáticos viejos que estén en mejor estado en las ruedas delanteras y los dos nuevos en las traseras.

Escribe tus Comentarios