¿Cuánto dura la batería de mi coche eléctrico?

¿Cuánto dura la batería de mi coche eléctrico?

¿Merece la pena un coche eléctrico? Esta es una de las preguntas del presente, y es que los coches eléctricos parece que por fin se han implantado como una alternativa lógica para muchos clientes. Sí, aún queda por avanzar, mucha tecnología que desarrollar para alcanzar mayores cifras de autonomía. Precisamente de esta idea sale una interesante pregunta, ¿cuánto dura la batería de mi coche eléctrico? Podemos abordar la cuestión por dos vertientes: cuántos kilómetros o cuánto tiempo.

Los coches eléctricos que se venden en España: fotos

Te puede interesar

Cuántos km recorren los coches eléctricos a la venta en España

Los 10 coches eléctricos con más autonomía del mercado

¿Cuántos kilómetros dura?Cuánto dura la batería de mi coche eléctrico

Hablar de cuántos kilómetros dura una batería es apuntar a una diana demasiado pequeña. Es decir, hay demasiadas variables que cambian por completo la respuesta. La duración en kilómetros de nuestra batería depende, primeramente, de nuestro coche. Es decir, cada fabricante ofrece su capacidad de batería concreta, y con ella el coche será capaz de recorrer un cierto número de kilómetros. No todos ofrecen la misma. En realidad, los ciclos de homologación son los que definen por regla general esta autonomía, pero la condiciones dadas en estas pruebas son, igualmente, poco viables en la vida real. Ocurre exactamente lo mismo con los vehículos de motor a combustión.

Entonces, ¿hay una vida útil estipulada? No, de hecho podemos quedarnos sin energía, como si agotramos la reserva de nuestro vehículo convencional. En realidad, generalmente, el consumo en tiempo real en un coche eléctrico suele dejarse de lado para fijarnos en la autonomía, un dato que generalmente queda fijo en el panel de instrumentos. Si nos referimos a cuántos kilómetros dura una batería en su vida útil, todo dependerá de la fiabilidad de esta y de su buen o mal uso.

¿Qué variables influyen?Cuánto dura la batería de mi coche eléctrico

Ya hemos esgrimido que la primera variable que influye en la duración de la batería de un coche eléctrico es su propia morfología. No obstante, hay otros elementos externos que afectan. Por ejemplo, nuestro tipo de conducción, cuanto más agresivos seamos más consumiremos, y menos autonomía conseguiremos. Por otro lado, el entorno en el que nos movemos es clave. ¿Los coches eléctricos consumen más en ciudad? Sí, lo que ocurre es que también generan carga a través de sistemas de regeneración mediante la frenada o la deceleración. Por otro lado, su gasto a altas velocidades es considerablemente mayor, una de las claves por las que el coche eléctrico no es bien visto para largos trayectos.

La climatología es otra de las variantes que, lo creamos o no, afectan a la duración de nuestra batería. Los climas fríos afectan negativamente a la capacidad de carga de la misma, restando kilómetros que hacer a nuestra carga. El uso de sistemas de climatización también reduce nuestra autonomía.

¿Se desgasta nuestra batería?Cuánto dura la batería de mi coche eléctrico

Claro, lo mismo que ocurre con la batería de nuestros dispositivos electrónicos como el teléfono móvil o la tableta. Poco a poco van durando menos o no cargan todo lo que lo hacían cuando eran nuevas. No debes preocuparte puesto que no es un desgaste demasiado acusado. De acuerdo a varios estudios la reducción de capacidad es de un 8% en pruebas de más de 150.000 kilómetros. Teniendo en cuenta las actuales autonomías, unos 150.000 kilómetros responde a un uso intenso en el medio plazo.

Si hablamos de cuántas cargas es capaz de soportar, de media los fabricantes distinguen hasta 3.000 ciclos de recarga completos de duración, es decir, cargas y descargas completas. Para aumentar su fiabilidad, estas baterías nunca llegan a descargarse del todo, del mismo modo que tampoco llegan a cargarse en la totalidad de su capacidad. En todo caso, un estudio que solo tiene en cuenta modelos Tesla Model S (uno de los coches eléctricos más avanzados), anuncia que el mayor desgaste, entorno al 5% de la capacidad, sucede en los primeros 50.000 kilómetros. A partir de aquí el desgaste es más suave.

¿Qué maneras hay de cargar las baterías de un coche eléctrico?Cuánto dura la batería de mi coche eléctrico

Para cargar nuestro coche eléctrico podemos optar por la carga lenta o la carga rápida. La primera de ellas es la que realizamos, por ejemplo, en nuestra casa, enchufando el vehículo a la red eléctrica. Es una carga que suele tomar entre 6 y 8 horas para completarse, asociada a largos periodos de estacionamiento. Las cargas rápidas se asocian a cargadores industriales, presentes en algunos talleres o estaciones de servicio. Se estiman cargas del 80% de la batería entre 30 y 40 minutos. Estas cargas solo llegan al 80% por una cuestión de durabilidad, pues el abuso de cargas rápidas también mina la capacidad de las baterías a largo plazo.

Algunos fabricantes han propuesto la posibilidad de cambiar la batería agotada por otra con carga, una sustitución que, en teoría, no debería de suponer más que unos minutos. No es un sistema popularizado, pero a futuro podría ser una opción extendida que obligaría, eso sí, a pasar por el taller, con un coste teórico algo mayor.

¿Cuál es su mantenimiento?Cuánto dura la batería de mi coche eléctrico

Una de las ventajas del coche eléctrico es su bajo mantenimiento, pues hay muy pocas piezas mecánicas en su sistema de propulsión. En realidad, lo más complejo es la batería, actualmente muy extendidas las de iones de litio, aunque todavía existen otras opciones. Los fabricantes están trabajando en aumentar su densidad energética, es decir, la energía que son capaces de almacenar en un mismo formato. El grafeno parece ser el futuro, puesto que las baterías de grafeno prometen un 75% menos de peso frente a una de litio equivalente, 5 veces más autonomía con un 30% menos de tamaño o una recarga en menos de 10 minutos.

Por suerte las baterías no tienen ningún mantenimiento específico. Como tampoco lo tienen los motores eléctricos, muy sencillos y fiables. Se trata simplemente de ir vigilando que la autonomía no decaiga de manera anómala, lo que podría indicar un mal funcionamiento. Por otro lado, los sistemas de refrigeración bien merecen alguna revisión, pero la norma general es que no necesitan de ningún mantenimiento. En todo caso, es algo de lo que se encarga la marca en un taller especializado.

¿Qué ocurre si se estropea mi batería?

Cuánto dura la batería de mi coche eléctrico

Prepara la cartera. Uno de los grandes inconvenientes de los coches eléctricos es que sus baterías aún son elementos muy caros, más que cualquier otro componente. Se estima, y esto depende lógicamente de cada firma, que la sustitución de una batería de un coche eléctrico supone un desembolso de entre 5.000 y 6.000 €. Esto es mucho más que, por ejemplo, un mantenimiento rutinario caro en un vehículo de combustión, como el cambio de la correa de distribución, por poner un ejemplo. Por fortuna no hay una cifra de kilómetros o tiempo que indique que es necesaria una sustitución. ¿Se puede cambiar la batería de un coche eléctrico? Sí, pero no es una operación que podamos hacer “en casa” y será necesario acudir a un taller especializado.

Los fabricantes han ideado sistemas de alquiler de la batería, de modo que no somos propietarios, pero sí disfrutamos de algunas ventajas. Para empezar, el precio en el momento de la compra es inferior. Por otro lado, el alquiler va asociado a una garantía, lo que permite obtener asistencia en caso de avería, asumiendo el coste la marca. Los alquileres varían entre 40 y 50 € al mes, y pueden ir asociados a servicios de asistencia en carretera. Además, podríamos acceder a futuras actualizaciones de la misma. Si compramos la batería es nuestra, pero el coste de la batería, fuera de la garantía contratada, es a asumir por el cliente.

¿Qué autonomía ofrecen los coches eléctricos actuales?Cuánto dura la batería de mi coche eléctrico

Comprar un coche eléctrico puede suponer un fuerte desembolso que, bien pensado, puede significar un interesante ahorro. Y con ahorro hay que sumar otros conceptos como la ecología o el bajo impacto sonoro. En todo caso, se estima que una carga completa supone un gasto de unos 4 o 5 €. Por su parte, el coste por cada 100 kilómetros es claramente inferior al de un vehículo de combustión, entre 2 y 3 € frente a 7-8 € de un vehículo convencional.

La oferta de coches eléctricos es aún limitada, pero cada vez más extensa e interesante. El Nissan LEAF, por ejemplo, ofrece una versión con batería de 30 kWh y una autonomía de 250 km. El Renault ZOE es el eléctrico urbano por excelencia, ahora con una batería de 41 kWh y una autonomía de 400 kilómetros. Otro de los más conocidos es el BMW i3, que acaba de presentar su versión 94 Ah con una autonomía de 300 kilómetros. En 2017 llegará uno de los más interesantes, el Opel Ampera-e, que con una batería de 60 kWh supera los 400 km de autonomía en homologación.

Escribe tus Comentarios