Coste de cambiar el líquido de frenos en España

Coste de cambiar el líquido de frenos en España

Los frenos son uno de los elementos más importantes para nuestra seguridad y, lamentablemente, uno de los que menos atención reciben en el día a día. Para que la presión que ejercemos sobre el pedal llegue a las zapatas, y éstas detengan el vehículo, necesitamos que el circuito cerrado que contiene el líquido de frenos funcione correctamente.

Algunas voces recomiendan cambiarlo cada dos años, pero, ¿el coste de sustituirlo es siempre el mismo? Pues no, una vez más depende de la provincia en la que nos encontremos y donde efectuemos este cambio.

Según un estudio realizado por Tallerator, el comparador online de precios de talleres, el coste medio de la sustitución del líquido de frenos en España es de 57,16 euros, aunque la variedad de precios que podemos encontrar entre las diferentes provincias es abismal.

Así, para beneficiarnos de los precios más económicos nos debemos dirigir a Valencia, que tiene un coste medio de 40,34 euros, a la que sigue Guipúzcoa (41,92 euros), Zaragoza (42,35 euros), Alicante (44,16 euros) e Islas Baleares (44,66 euros).

En el lado contrario, la factura más alta la encontramos en la Comunidad de Madrid que presenta una media de 68,34 euros, mientras que Barcelona, la segunda provincia más poblada del país, su precio se establece en 57,64 euros.

Recomendaciones para el usuario

Las zapatas de frenos quedan a la vista, si el vehículo dispone de discos de freno, por lo que con un simple vistazo se puede ver cuando están próximas a agotarse. Además, conviene cada pocas semanas realizar pruebas de frenado para comprobar si el pedal necesita una mayor presión para detener el vehículo y si están más blando que de costumbre.

El líquido de frenos habría que sustituirlo cada dos años para disfrutar de la mayor efectividad. Además, hay que revisar el grado de ebullición según el grado de calidad (DOT 3, DOT 4, DOT 5 o superior) y la temperatura mínima de ebullición.

Además, el circuito es cerrado y estanco, por lo que no debemos permitir la entrada de aire ni la salida del líquido porque pierde eficacia, pudiendo llegar el caso de que no frene.

Y en caso de que el sistema tenga alguna fuga hay que tener mucho cuidado pues es altamente disolvente, por lo que debemos evitar que se vierta sobre la pintura de la carrocería, tampoco debemos dejar que caiga sobre nuestra piel.

Escribe tus Comentarios