Cómo convertir tu coche en un Corvette de carreras por menos de 1.000 euros

Cómo convertir tu coche en un Corvette de carreras por menos de 1.000 euros

Aunque tengas el compacto más anodino, Chevrolet puede convertirlo en todo un Corvette de carreras… gracias a un elemento que cuesta menos de 1.000 euros. Si quieres saber qué es, sigue leyendo.

Evidentemente, hay truco: se trata de una cubierta, una lona para proteger el coche, que la marca ha ideado para ser adaptada a un Corvette de verdad, como explican en Carscoops. Pero nada te impide colocarla encima de tu Seat Panda, ¿verdad? Eso sí, le quedará un poco grande…

Chevrolet no solo fabrica superdeportivos…

Las 9 camionetas más chulas (y caras) de Chevrolet

Puedes encontrarla en el configurador de Chevrolet para el Corvette: si pagas 1.205 dólares, unos 976 euros al cambio actual, hará que este deportivo se disfrace de su “mellizo” de competición, el C7.R. Cierto, es un poco cara, pero habrá quien pague este importe para engañar a su vecino en el garaje. Y, hasta que se acerque a echar un vistazo, seguramente más de un incauto “picará”, ya que esta cubierta para el Chevrolet Corvette recrea el modelo de competición con todo lujo de detalles: no faltan los cierres del capó o los escapes laterales.

La “lona premium para cubrir vehículos” (así la llama la marca, especificando que ha de utilizarse bajo techo; es decir: no es impermeable) se ha estampado reproduciendo a tamaño real el automóvil que participa en el campeonato de GT’s. Lo único que se echa de menos en esta copia tan cuidada es un espacio para proteger el alerón.

Este “disfraz” tampoco estaría nada mal:

Chevrolet Camaro ZL1 2018 NASCAR: así será la versión para la NASCAR

Aun así, no se puede negar que los responsables de Chevrolet han pensado en todo: una bolsa de viaje se encargará de mantener la cubierta bien cuidada, perfectamente doblada y limpia, cuando no esté sobre el coche.

¿Te parece un poco absurdo gastar esa cantidad de dinero en un accesorio así? Probablemente, muchos pensarán como tú… pero reconócelo: si te sobrara la “pasta”, quizá también lo querrías. Por eso los fabricantes lo ofrecen; lo tienen todo estudiado…

Escribe tus Comentarios