Premio al más torpe: ¡daña 17 coches aparcando!

 

Un chico de 25 años ha conseguido un hito que parecía imposible: chocar contra 17 coches mientras intentaba aparcar un Chevrolet Blazer azul del 2003. A Tony Futch, el joven en cuestión, le habían retirado el carné de conducir en 2013 por conducir bajo la influencia del alcohol y esta vez todo indicaba a que iba también ebrio, pero se negó a realizar la prueba de alcoholemia.

Una patrulla de agentes de tráfico de Florida acudió al lugar después de recibir una llamada alertando de un conductor visiblemente perjudicado por el alcohol. Al llegar al lugar, se encontraron el caos que había sembrado tras provocar ocho choques en los que quedaron dañados 17 vehículos que estaban aparcados.

Aparcar al toque, en su sentido literal

Aún no han calculado el daño total que ha causado, pero entre los vehículos a los que ha dejado con un buen golpe se encuentran un Honda Odyssey, un Hyundai Elantra y un Toyota Camry. Y eso que el espacio para aparcar el SUV no era pequeño, pero no logró dejarlo aparcado y lo único que consiguió fue dejar el lugar como si hubiese pasado un tornado.

Flutch ha sido arrestado y tendrá que pasar unos días en la prisión de Osceola, en Estados Unidos. Los propietarios de los vehículos afectados no podían esconder su rabia, pero uno de ellos ha conseguido ver la parte positiva y ha comentado que “prefiero que golpee a 20, 30 o 40 coches aquí que a cualquier niño o familia volviendo a casa”.

Escribe tus Comentarios