Quince millones de conductores confiesan conducir con sueño

Quince millones de conductores confiesan conducir con sueño

El último informe publicado por la fundación CEA resulta alarmante, ya que refleja una realidad preocupante: quince millones de conductores confiesan conducir con sueño o dormidos.

No será la primera ni la última vez que desde los organismos públicos nos insten a descansar las horas recomendadas antes de ponernos al volante. Sin embargo parece que estas campañas de concienciación no surten todo el efecto que debieran, más si atendemos al último informe de la Fundación CEA que alerta de que quince millones de conductores confiesan conducir con sueño o dormidos.

Estudio de la Fundación-Gráfico-1

Nuria Alonso Martínez-Losa, directora de Comunicación de Fundación CEA, ha destacado que quedarse dormido al volante es un hecho de extrema gravedad dado el riesgo que se genera en la conducción, ante un posible accidente. “Es grave que un porcentaje muy elevado de conductores, casi un 60 por ciento, haya sufrido micro sueños al volante y que más de un 70 por ciento hayan tenido la sensación de quedarse dormidos al volante“. De hecho, y según este estudio, sólo el 49,93 por ciento se detiene cuando siente cansancio en un largo viaje.

Estudio de la Fundación CEA-Gráfico 2

 

Los datos desvelados por el estudio resultan preocupantes, ya que supone que un 59,22 por ciento de los conductores españoles, es decir, más de la mitad, ha sufrido micro-sueños mientras conducía. Esta estadística aumenta sus cifras si hablamos de la simple sensación de somnolencia al volante. Aquí el dato se dispara hasta el 71,65 por ciento.

Estudio de la Fundación CEA-Gráfico 3

Tras diecisiete horas despierto y en actividad, los reflejos de un conductor disminuyen como si tuviese 0,5 gramos de alcohol en sangre. Por ello, la Fundación CEA pone en relieve el desconocimiento que existe sobre la somnolencia producida por la ingesta de medicamentos, la necesidad de hacer paradas después de dos horas de conducción o la importancia de haber dormido, al menos, ocho horas antes de realizar un largo viaje en carretera. Hay que tener en cuenta que en un accidente con daños personales, el conductor que sufra somnolencia puede ser castigado por una imprudencia grave con hasta diez años de retirada del permiso de conducir y cinco de prisión.

 

Escribe tus Comentarios