Cómo conducir un Range Rover Sport por control remoto

Cómo conducir un Range Rover Sport  por control remoto

¿Te imáginas cómo conducir un Range Rover Sport por control remoto, a través de tu propio teléfono móvil? Pues gracias a la nueva tecnología que Jaguar Land Rover acaba de desarrollar ya es posible.

La conducción autónoma sigue avanzando a pasos de gigante, a veces con soluciones tan sorprendentes como la que acaba de anunciar Jaguar Land Rover. De momento está en fase de desarrollo, pero conducir un Range Rover Sport por control remoto, y desde fuera del propio vehículo, no es una utopía.

En este caso, la conducción autonóma a se apoya en las enormes posibilidades que nos ofrecen los teléfonos móviles actuales. El equipo de investigación de la marca inglesa ha demostrado que con un “smartphone” se puede manejar un vehículo sin tener que estar sentado al volante. Esto es posible gracias a un aplicación de móvil que permite el control de la dirección, acelerador y frenos. También puede intervenir, a distancia, sobre la regulación de la suspensión.

Esta tecnología posibilita la salida del aparcamiento desde fuera del vehículo.

Esta tecnología posibilita la salida del aparcamiento desde fuera del vehículo.

Entre las aplicaciones prácticas de esta tecnología de conducción autónoma de Jaguar Land Rover, se escenifican varios ejemplos. Uno de ellos se refiere a la maniobra de estacionamiento marcha atrás, cuando un coche ha aparcado tan cerca del nuestro que no podemos abrir la puerta. En otro caso, se muestra cómo se puede conducir un Range Rover Sport por control remoto para sortear diferentes obstáculos off-road, desde fuera del vehículo y siempre que este no supere una velocidad máxima de 6,4 km/h.

Para sortear obstáculos xxxxxxx

Con el teléfono móvil también se pueden sortear obstáculos en una conducción off-road.

De momento, este sistema de control remoto funciona cuando el usuario, con la llave inteligente detectada, está a menos de diez metros del vehículo. Como medida de seguridad, el vehículo se parará si se aleja de ese radio o, si por el contrario, se acerca demasiado.

La tecnología desarrollada por la marca inglesa igualmente contempla la ampliación de las funciones de conducción autónoma mediante el sistema de reconocimiento de voz. En definitiva, la interacción del automóvil con su entorno es una vía de presente y futuro, apoyada en los múltiples sensores (radar, láser, ultrasonidos, cámaras…) que cada vez más se usan en nuestros coches.

Te dejamos un vídeo explicativo sobre cómo conducir un Range Rover Sport por control remoto.

 

Escribe tus Comentarios