Todas las claves para no quedarte atrapado en medio de un temporal de nieve

Todas las claves para no quedarte atrapado en medio de un temporal de nieve

 

A estas alturas, cualquiera en España sabe lo que ha ocurrido el pasado fin de semana de Reyes en algunas carreteras de nuestro país. Por eso, para que no te pase a ti, te vamos a dar las herramientas y claves para que no te quedes atrapado en tu coche en medio de un temporal de nieve, ya que el mal tiempo va a continuar afectando a nuestro país y se esperan más problemas para los próximos días. Si quieres saber cómo conducir en invierno, sigue leyendo…

Revisa los elementos principales

Obviamente, lo primero que debes hacer es llevar la revisión de tu coche al día. Junto a las comprobaciones típicas que deben hacerse en cualquier viaje, como examinar la presión de los neumáticos o los niveles de líquidos, existen ciertas averías que son más comunes en invierno.

Planifica tu ruta

Es importante molestarse en ver el estado de las carreteras por las que vamos a circular y la previsión metereológica de la zona a la que vamos a acudir. En este sentido, las fuentes más fiables para ello van a ser la Agencia Estatal de Metereología (AEMET) y la Dirección General de Tráfico (DGT). Pueden servirnos tanto sus páginas oficiales como sus perfiles en redes sociales.

En el caso de la AEMET, la agencia cuenta con un área en la que se muestra un mapa con las posibles provincias en alerta y en la que también podremos informarnos de los distintos umbrales y niveles de aviso por los diferentes fenómenos metereológicos. Por último, como puede apreciarse en la imagen, a través de la agencia europea también contamos con el Meteoalarm, un sistema de alarma metereológica que indica los peligros a los que podemos enfrentarnos según la provincia.

Lo esencial, a bordo

Tras revisar el estado del coche, toca hacer balance de los elementos que deberíamos incluir en la parte trasera de nuestro coche. Hablamos de cosas como las cadenas, tan fundamental llevarlas como saber ponerlas correctamente, y un kit de herramientas básico que incluya lo necesario para realizar pequeñas reparaciones (como un cambio de ruedas o la sustitución de alguna de las luces del coche). También es recomendable llenar el depósito de combustible y cargar la batería del móvil a tope antes de salir. Es buena idea llevar alguna batería portátil o cargador para el vehículo.

Algunos conductores prefieren utilizar neumáticos de invierno en lugar de cadenas… y es una opción muy a tener en cuenta. Si no conoces demasiado sobre este tipo de cubiertas, tenemos una lista con los mejores neumáticos de invierno para arrojar algo de luz sobre el asunto.

La mayoría de estas cosas pueden parecer “de cajón”, pero mucha gente no se molesta en comprobarlas y, cuando llega el momento en que las necesita, no las tiene. Lo mismo ocurre con la ropa de abrigo o con algo de comida, aunque sean unas barritas energéticas, y algo de agua. Son elementos esenciales que muchas veces pasamos por alto y no llevamos.

¿Qué hacer si todo falla?

Si pese a todas estas recomendaciones, finalmente no puedes evitar quedarte atrapado en la carretera con tu coche debido a un temporal de nieve, también hay ciertas recomendaciones de las autoridades que debes seguir para que tu viaje se tuerza lo menos posible:

  • Ante cualquier incidencia, ponte en contacto con los servicios de emergencias a través del 112.
  • Procura no bloquear el paso a los servicios de emergencia y a los de mantenimiento de carreteras. Ten en cuenta esto especialmente si estás el carril izquierdo, que es el que utilizan este tipo de vehículos. Tampoco “tapones” otros lugares como el arcén o cualquier otro sitio de paso que pueda evitar la labor de los trabajadores.
  • No es recomendable salir del coche a no ser que sea necesario.
  • Economiza al máximo los recursos del automóvil, como la gasolina, la comida o el agua. Intenta mantener el calor del habitáculo con el resto de ocupantes. Si el combustible escasea, una opción viable es juntaros varias personas de distintos coches en uno solo para concentrar el calor.
  • Intenta no quedarte dormido y utiliza la radio para tratar de conocer las últimas actualizaciones del tiempo y del estado de las carreteras.
  • Vigila que el tubo de escape no se obstruya con la nieve u otros elementos y asegúrate de que los gases provenientes de éste no entren de alguna manera dentro del habitáculo.
  • Vigila el grosor de la capa de nieve para que no entierre tu coche.
  • Si te encuentras muy aislado, utiliza alguna prenda de colores vistosos (como un chaleco reflectante o un pañuelo) y colócala en el techo del vehículo para señalizar tu posición y dar  a conocer el lugar exacto de tu ubicación.

Escribe tus Comentarios