Cinco consejos para viajar en coche con niños

Cinco consejos para viajar en coche con niños

Si sois padres o madres de familia y tenéis pensado salir de vacaciones este verano, aquí os dejamos cinco consejos para viajar en coche con niños sin terminar atacados de los nervios.

La conducción requiere del 100 por cien de nuestra atención. Sin embargo, en estas fechas muchos padres con niños saldrán a la carretera rumbo a su destino vacacional. En muchas ocasiones, esto se traduce en la desesperación de los progenitores cuando los pequeños no dejan de preguntar si falta mucho, piden ir al baño cada media hora o “exigen” su juguete favorito. A fin de cuentas, todas estas situaciones generan un estrés y una tensión nerviosa que pueden provocar distracciones y accidentes. En este pequeño práctico queremos darte cinco consejos para viajar en coche con niños.

Consejos para viajar con niños-ARTÍCULO 1

La seguridad es lo primero
Antes de emprender la marcha hacia cualquier destino es necesario contar con los elementos de retención adecuados para los niños. Por tanto, es imprescindible asegurarse de que se utiliza un sistema de retención infantil adecuado para la estatura, edad y el peso del menor en cuestión. Es importante saber que las sillas para niños de hasta 13 kilos deben colocarse siempre en sentido contrario a la marcha,  preferiblemente en los asientos traseros. Cuando se supere ese peso o la cabeza del pequeño sobresalga del respaldo, hay que pasar a una silla que se coloca con arneses, mirando hacia delante. Es recomendable que, siempre que sea posible, se instale en el asiento trasero central. En cualquier caso, los sistemas de retención infantil son obligatorios para menores de doce años. A partir de esa edad se puede utilizar el cinturón de seguridad de los adultos, siempre que su estatura mínima sea de 145 cm. Si mide menos no puede viajar en el asiento delantero, salvo que se utilice un asiento de seguridad homologado.

Consejos para viajar con niños-ARTÍCULO 2

Que no se aburran
Mantener a nuestros hijos ocupados y entretenidos es la mejor manera de tener un viaje tranquilo. A ellos no se les hace tan pesado y los adultos pueden ir más relajados. En la actualidad existen diferentes opciones para lograr tal fin como los reproductores de vídeo portátiles, las tabletas con aplicaciones infantiles o un sencillo MP3 con su música preferida.

Comidas ligeras
Es imperioso recordar, dentro de estos cinco consejos para viajar en coche con niños, el relacionado con la alimentación. La tendencia de los más pequeños a fijar la vista en un punto durante mucho tiempo, unido a las comidas copiosas, puede provocar mareos o vómitos. No está de más llevar siempre una bolsa por si tal eventualidad se produjera, así como hidratarlos mucho. Este consejo de ingesta ligera se hace extensible a los adultos, y, en especial al conductor, ya que un exceso de comida puede producir pesadez y somnolencia.

Consejos para viajar con niños-ARTÍCULO 3

Sin prisas ni horas previstas de llegada
Intentar poner horarios, y más si se viaja con niños, es algo casi imposible.  Por tanto hay que planificar paradas con mucha más frecuencia para que puedan estirar las piernas, ir al baño e incluso romper con la rutina del viaje. Las prisas nunca son buenas y aumentamos las posibilidades de tener un accidente.
En otro orden de cosas, para evitar que el calor y el sol no les hagan el trayecto más duro de la cuenta, es importante instalar cortinillas en las ventanas traseras.

Travesías nocturnas
El último de los cinco consejos para viajar en coche con niños es hacerlo de noche, sobre todo, si hemos de recorrer muchos kilómetros. La primera razón es que, en verano, la temperatura es mucho más agradable y fresca, evitando usar en exceso el climatizador. Otro punto a tener en cuenta es que, por lo general, los niños irán la mayor parte del tiempo dormidos, con lo que se les hará más corto el viaje. Si se escoge esta opción, cuidado con el cuello. Es importante incidir en que, si se opta por este tipo de viaje, el conductor ha de estar completamente “fresco” y descansado, ya que viajar de noche fatigado incrementa los riesgos de dormirse al volante.

Y si te vas de viaje, no olvides nuestro artículo con los cinco puntos básicos para tener el coche a punto este verano.

 

 

Escribe tus Comentarios