Cambios en las pruebas que realiza la ITV: así serán a partir de 2018

Cambios en las pruebas que realiza la ITV: así serán a partir de 2018

 

Pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) a partir del año que viene será más complicado que hasta ahora. Además de todas las comprobaciones que se hacen en la actualidad, en 2018, todas las estaciones contarán con una última prueba que medirá las emisiones reales de los vehículos.

La nueva prueba se ha añadido a raíz del descubrimiento de que 16 modelos homologados por España entre diciembre de 2015 y agosto de 2016 incumplían los límites de emisiones permitidos por la normativa europea y lo que indicaban en su catálogo. Por tanto, ahora se empezarán a comprobar esos parámetros también después de que el vehículo haya sido vendido.

Diferencias con la inspección actual

Hoy en día, el proceso para comprobar las emisiones solo puede medir la opacidad del humo si se trata de un vehículo diésel, lo que no permite saber si cumplen la normativa Euro 5 y Euro 6, que sí se conseguiría con la nueva prueba. De esta forma, se adaptaría la recomendación europea que insta a los gobiernos a realizar el control de las emisiones de partículas contaminantes.

Para conseguir esos datos, se controlará si se han vaciado los filtros de partículas o si se han manipulado las válvulas EGR, una operación habitual para mejorar las prestaciones de los vehículos aunque pasan a contaminar más. El objetivo es conseguir que el parque automovilístico sea más limpio, evitar las trampas que puedan afectar de forma negativa al medioambiente y conseguir que los fabricantes no vuelvan a dar datos erróneos sobre las emisiones reales de sus vehículos.

La reforma de la ITV obliga por primera vez a las estaciones a disponer de herramientas de lectura de diagnóstico (OBD)  que se conectan con los ordenadores de a bordo de los vehículos, lo que supone “un primer paso hacia la inspección de los sistemas de seguridad electrónicos y la mejora del control de emisiones”.

Con esta medida, se podrá detectar, por ejemplo, si se ha anulado electrónicamente la válvula de recirculación de gases, un sistema para el control de las emisiones.

Asimismo, se podrá comprobar el correcto funcionamiento de los airbag, ya que hasta ahora solo se fijaban en el testigo luminoso, algo fácilmente manipulable.

Libertad de elección tras el suspenso

La nueva norma permitirá que elijamos otra estación ITV para pasar el segundo examen cuando el resultado sea desfavorable o negativo. Hasta la fecha, era obligatorio presentarse a la segunda inspección en la misma estación con un plazo máximo de un mes.

Aunque esta fecha se mantiene, ahora se ofrece la posibilidad de repetir la inspección en una estación diferente a la que otorgó un diagnóstico negativo. Según los expertos, esto puede hacer que las estaciones más rigurosas, o con fama de ello, verán disminuir su volumen de negocio en favor de las estaciones más “blandas”.

ITV por adelantado

Con la nueva norma se podrá pasar la ITV hasta un mes antes de su vencimiento, sin que la fecha de renovación se vea afectada. En el caso de que adelantemos la inspección más de un mes, la fecha de renovación será un año natural desde la inspección.

 

Escribe tus Comentarios