Audi ve así el futuro de la automoción: estas son sus innovaciones

Audi ve así el futuro de la automoción: estas son sus innovaciones

Audi ha elegido Barcelona para mostrar su visión del futuro y las tecnologías que ya está preparando. Y la estrategia del fabricante no solo pasa por la fabricación de vehículos eficientes e inteligentes, sino que también dispone de nuevos planes de movilidad para las ciudades con importante compromiso social. Junto a estas innovaciones, también ha presentado el nuevo Audi A8.

Afrontamos un nuevo entorno en la producción, la revolución industrial 4.0, y aquí Audi prevé una mayor presencia de la digitalización en el proceso de fabricación.

Entiende la marca alemana que llegarán nuevas mecánicas, métodos de conducción y sistemas de seguridad para los que indica que está preparada. Y pone como ejemplo de algunas de sus grandes innovaciones la tracción quattro (tracción total), la construcción ligera o los motores de tecnología TDI (diésel) y TFSI (gasolina).

Así, Audi trabaja en tres campos con vistas al futuro: digitalización, sostenibilidad y urbanismo. Y como parte de este trabajo, ya dispone de nuevas tecnologías y sistemas que atisban cómo será la circulación en nuestras ciudades en no demasiado tiempo. Hacemos repaso de algunas de las novedades tecnológicas en las que trabajan:

Digitalización

Por un lado, los clientes podrán configurar de una manera novedosa sus vehículos para conocer con mayor precisión el resultado final de su diseño. Además, también les permitirá saber en todo momento cuál es punto en el que se encuentra la fabricación de su coche gracias a las ‘smart factories’ (fábricas inteligentes). Aquí, robots y humanos interactuarán de forma más efectiva durante la fabricación..

Configurador mediante realidad virtual

La realidad virtual es una herramienta que ya se empieza a utilizar en algunos campos. Ahora uno no solo podrá configurar el coche según sus gustos, sino que lo podrá ver y sentarse en su interior para comprobar cómo ha quedado todo, antes de enviarlo a fabricar. Se utilizará en una primera fase en ferias y salones.

Impresión 3D en metal

La división de impresión en 3D de Audi, dispone de una sección que trabaja específicamente con el metal, denominada Metal 3D Printing Center. Ésta ya crea piezas de acero y aluminio a partir de metal en polvo que funde mediante un láser. Audi asegura que éste es el mejor procedimiento de fabricación para reducir el número de componentes del vehículo y para la producción de nuevas piezas con formas complejas.

Y sus aplicaciones ya han empezado a dar sus frutos pues el vehículo autónomo Audi lunar quattro está creado mediante este procedimiento, al menos el 85 % de sus estructura. Con esto se ha reducido el peso neto del vehículo y se ha pasado de 38 kg a 30 kg. No olvidemos que se trata de un prototipo de vehículo autónomo que la marca de los cuatro aros ha diseñado para ser enviado a la luna.

Construcción modular

La fabricación de los coches ya no será sólo en la cadena de producción como hasta ahora, sino que habrá espacios donde se podrán ensamblar partes del chasis, la carrocería o la mecánica para después ensamblarla con el resto del conjunto.

Futuro proceso de pintado

Se trata de una fórmula alternativa de pintado, sellado y secado. En la fábrica inteligente, se irán pintando las piezas según determinados momentos clave de la fabricación del vehículo, del mismo modo que se almacenarán las carrocerías y solo se montarán en el momento en el que sea necesario, evitando así exposiciones innecesarias de la pintura como hasta ahora.

Transporte sin conductor

Supone un nuevo método de traslado de maquinaria y componentes entre diferentes áreas de la fábrica mediante carros autónomos y sin conductor. Esto lo consigue gracias a un nuevo software diseñado por Audi, un sistema que se ha denominado Paula, y que debería próximas aplicaciones en la conducción autónoma. De hecho, ya está a prueba con versiones del Audi A3 y Q2 en la planta de Ingolstadt (Alemania).

Dancing racks

Es una nueva tipología de conducción autónoma. Así un vehículo hace de guía para una caravana que se forma por detrás, en este caso de carros que transportan piezas. Utiliza la tecnología “Audi Laser Tracking System” y en las fábricas ya se utiliza con carros que paran cuando reconocen el estante en el que debe dejar el elemento que transportan mientras que el resto de carros se reengancha a la cabeza de recorrido.

Ergonomía

Representa una suerte de exoesqueleto para los operarios de las fábricas que no solo mejorarán la ergonomía de trabajo en algunas posiciones sino que también les descargarán algunos de los pesos que ha de llevar el trabajador. Solo pesa 2,4 kg y ya está a prueba para la generalización de uso en no demasiado tiempo.

Escáner personal

Puede suponer el reemplazo del código de barras. Será un escáner de códigos que estará integrado en los guantes de los operarios y que reconocerá el producto que maneja mediante una luz LED y diversos sensores.

Entrenamiento por realidad virtual

Se trata de una nueva fase en la preparación de la llegada del trabajador a su puesto en el proceso de producción. Mediante la realidad virtual, el operario podrá automatizar comportamientos y familiarizarse con algunos de los componentes con los que tratará. Todo esto lo conseguirá mediante un casco y unas gafas que representarán su futuro ámbito de trabajo.

Ray, el robot que prepara los coches para la carga

Se trata de un robot eléctrico que mueve los coches por la campa, una vez ha concluido su fabricación, y los sitúa en el muelle de carga para ser enviados al punto de venta. Pueden llegar a realizar hasta 8.000 movimientos al día y recorrer una distancia de 500 km. Además, están programados para que buscar el punto de carga cuando sus baterías estén próximas a agotarse. Y todo lo hace de forma autónoma sin la intervención de ninguna persona.

Sostenibilidad

Audi trabaja en la reducción de emisiones, tanto de sus vehículos como del proceso de producción. Cuenta con la fundación Audi Environmental Foundation que busca la implementación de nuevas soluciones y procesos en las fábricas. A esto se suma que Audi tiene previsto lanzar tres vehículos eléctricos antes de que acabe el 2020 e investiga la utilización de carburantes sintéticos, la tecnología Mild Hybrid, los híbridos enchufables, nuevas aerodinámicas y la construcción ligera para que sus modelos ganen en eficiencia.

Tecnología MHEV

Es una tecnología denominada Mild Hybrid MHEV que, sin llegar a ser híbrida, sí que sustituye al motor térmico en dos momentos muy concretos de la conducción. Por un lado hay un motor eléctrico conectado al cigüeñal que será el encargado de mover el vehículo cuando comienza a andar, por lo que esta fuerza llegará desde el motor eléctrico y no desde los cilindros.

Por otro lado, mantiene la velocidad cuando el conductor suelta el acelerador, de forma similar a la conducción a vela, cuando éste circule entre 55 y 160 km/h. El motor térmico volver a empujar el vehículo cuando vuelva a pisar de nuevo el acelerador.

Tracción quattro con tecnología ultra

Tracción total inteligente que envía fuerza el eje trasero solo cuando es necesario. La novedad aquí está en que es predictivo de manera que sabe de antemano cuándo va a necesitar este extra de potencia por el tipo de conducción, porque una ruedas requiera de un extra de fuerza, o por la pérdida de adherencia de alguno de los neumáticos delanteros Y todo lo empieza a hacerlo antes de que sea realmente necesario.

Nueva conjunción de materiales en el chasis del A8

Representa un paso adelante en el modo de la creación de los chasis. El nuevo Audi A8 cuenta con una plataforma modular que se ha fabricado con aluminio, acero, magnesio y polímero reforzado con fibra de carbono. De esta manera se ha conseguido ahorrar peso pero ha ganado en rigidez torsional.

Audi g-tron con Audi e-gas

Puede suponer una revolución tecnológica por el empleo de un nuevo tipo de carburante. Audi trabaja en el desarrollo del e-gas sintético, basado en el GNC (Gas Natural Comprimido), y que no competiría con el petróleo ni con los hidrocarburos, por lo que las cosechas estarían a salvo. Este nuevo carburante alimentaría las mecánicas g-tron de Audi con unas emisiones mínimas con momentos en los que quedaría en cero.

Modelos eléctricos desde 2018

El objetivo es contar con tres modelos eléctricos en 2020. Y los lanzamientos deberían comenzar en 2018 con un SUV que tendrá una autonomía de 500 km. Después llegarán un Gran turismo de cuatro puertas basado en el prototipo e-tron Sportback concept y un compacto. Audi trabaja en una nueva tracción quattro y en motores de hasta 503 CV y 800 Nm de par.

Carga de coche inductiva

Del mismo modo que el phone-box carga el móvil sin necesidad de enchufarlo, Audi trabaja en un sistema de carga por inducción de sus vehículos eléctricos. Consistiría en la instalación de una placa en el suelo del garaje sobre la que se aparcaría el vehículo, para que después esta plaza se levante situarse cerca de la batería sin llegar a tocar el vehículo. No ha trascendido el tiempo que necesitaría en cargarse por completo.

Factoría sin emisiones

La fábrica de Bruselas será la encargada de producir el próximo vehículo completamente eléctrico, y la intención es reducir al máximo sus emisiones. Esto se utilizará mediante el uso de biogás en algunas de sus instalaciones, mientras que la electricidad provendría de fuentes renovables.

Pila de combustible

La pila de combustible será el siguiente paso a los vehículos eléctricos y Audi ya trabaja en esta nueva generación de automóviles. En 2016 ya presentó el prototipo Audi h-tron quattro concept y espera en 2025 contar con la infraestructura necesaria para producir vehículos que se muevan por hidrógeno. En el horizonte se encuentra promover un acuerdo público y privado para que en 2030 haya unas 1.000 estaciones de servicio con surtidores de hidrógeno repartidos por toda Alemania.

El Audi h-tron quattro dispone de dos motores eléctricos, uno sobre cada eje que proporcionan algo menos de 150 CV, necesitaría solo 4 minutos para recargarse y contaría con una autonomía de 600 km.

Captura de CO2 del aire

Una nueva técnica permite retener el CO2 en lugar de emitirlo al ambiente, el cual tendrá futuras utilidades, como la creación de bebidas carbonatadas, la producción de carburantes sintéticos o la conversión de electricidad desde carburantes líquidos almacenables.

Programa de reforestación

Audi, mediante su fundación Audi Environmental Foundation, ha plantado ya más de 100.000 árboles como parte de un programa no solo por mejorar la calidad del aire de las ciudades, sino también para estudiar el modo en cómo ayudan a absorber el CO2 y su efecto en la biodiversidad. Investiga cómo crecen las diversas especies plantadas en los diferentes ámbitos climáticas. En este examen se utilizan diferentes métodos de análisis, escaneos y análisis de isótopos.

Urbanismo

Audi no solo quiere proporcionar los vehículos del futuro sino también las soluciones de movilidad. Esto significa que está creando nuevos modelos de movilidad como Audi on Demand para ofrecer servicios de traslado de personas, aplicaciones de móvil para optimizar la ruta a seguir e, incluso, un programa de mapeo digital realizado a base de sensores, junto a una compañía llamada Here, por el que conocerá en todo momento los lugares en los que puede aparcamiento.

Aplicación myAudi

Supone mucho más que una actualización de las aplicaciones de móvil con las que Audi contaba hasta ahora. Debuta en el Audi A8 y aquí estará disponible el aparcamiento pilotado, se podrá activar el cierre, se comprobará la situación del coche, si las ventanillas están o no abiertas, si está cerrado, la autonomía, el nivel de carburante o el de aceite. Y si el vehículo es eléctrico, se conocerá el nivel de carga y la autonomía. La aplicación Fist Mile Navigation nos podrá guiar hasta el coche.

Audi on demand

Es un servicio de disponibilidad de vehículo, sin llegar a la propiedad, que contempla diferentes opciones: Audi Select, mediante una tarifa única el usuario podrá cambiar de modelo, entre tres opciones contratadas, según necesite; Audi shared fleet, que controlará las flotas; y Audi at home, solución de movilidad de alto nivel para grandes ciudades. El objetivo es lanzar este programa en 15 mercados de todo el mundo en el año 2020.

Audi Innovation Research

Pretende analizar los cambios sociales y de actitudes de los conductores. Consta de tres equipos, y cada uno tiene una función bien diferenciada. El primero, en Ingolstadt (Alemania) cuenta con tres proyectos sobre el aparcamiento y la conducción autónoma, los sistemas de señales luminosas y nuevos conceptos de movilidad. En Pekín estudia el entorno en el que vive el cliente. Y el último está situado San Francisco (EE UU) por su cercanía con Silicon Valley, uno de los nuevos centros neurálgicos de las nuevas tecnologías y sistemas, y que dispone de un gran número de empresas tecnológicas y start-ups.

Escribe tus Comentarios