Audi AI traffic jam pilot, probamos el Audi A8 autónomo de nivel 3

Audi AI traffic jam pilot, probamos el Audi A8 autónomo de nivel 3

Los coches autónomos están cerca. O eso dicen. Por mi experiencia conociendo el nuevo Audi A8 esta afirmación hay que cogerla con pinzas. He podido poner a prueba el sistema AI traffic jam assist, el primero en alcanzar el nivel 3 de autonomía, a pesar de que la actual legislación aún lo mantiene bloqueado.

Audi AI traffic jam pilot, ¿en qué consiste?Audi AI traffic jam pilot

El funcionamiento básico del sistema AI traffic jam pilot de Audi es sencillo: permitir al conductor desatender la conducción en situaciones de atasco a menos de 60 km/h. Evidentemente, es algo más complicado, puesto que Audi ha trabajado también en un comportamiento no solo suave, sino también cooperativo.

Para ello dispone de 12 sensores de ultrasonidos en frontal, laterales y trasera, 4 cámaras de 360º en frontal, trasera y retrovisores, 1 cámara frontal en el parabrisas, 4 sensores de radar de medio alcance en las esquinas, 1 sensor de radar de largo alcance en el frontal, un escáner láser en el frontal y una cámara de monitorización del conductor.

Toda la información recibida la procesa un controlador zFAS, que además ha sido diseñado de forma redundante. Se crea un modelo sofisticado del entorno y, analizando los datos, el vehículo no solo controla el coche cuando le es demandado, sino que interpreta y decide cuándo se puede o no activar el sistema. No permite, por ejemplo, al conductor leer o tapar la cámara de monitorización. Tampoco dormir.

Audi AI traffic jam pilot, ¿cómo funciona?Audi AI traffic jam pilot

Está limitado a atascos en carretera hasta 60 km/h, un marco de funcionamiento estrictamente definido. No puede detectar ni peatones, ni ciclistas, ni semáforos. En caso de hacerlo no permite al conductor delegar el control. La carretera debe separar sus dos sentidos con una barrera física, como una mediana o separadores.

Para activarlo basta con pulsar un botón en la consola central una vez el coche, mediante iluminación en el cuadro y un símbolo específico, advierte de la posibilidad de su activación. No se puede configurar ningún parámetro, como la distancia con el vehículo precedente o la velocidad (viene dada por la vía).

Una vez activado el conductor es capaz de desatender su tarea por completo hasta que el sistema demande su intervención. Tiene acceso al sistema multimedia, a la reproducción de vídeo y puede incluso manejar su agenda o contestar correos.

Audi AI traffic jam pilot

En marcha funciona de forma suave y natural, hasta el punto de olvidar por completo que hemos delegado el control a una máquina. Responde con prontitud cuando un coche se cruza, tal vez la situación más habitual, pero también es capaz de mantener una distancia de seguridad suficiente como para prevenir frenazos constantes.

Funciona hasta 60 km/h (Audi considera que no es necesaria más velocidad) y de forma indefinida. El conductor no necesita retomar el control hasta que él mismo lo decida o hasta que AI traffic jam pilot lo requiera. Asimismo, no realiza maniobras de adelantamiento, ineficaces en atascos según numerosos estudios. Sigue al vehículo precedente

Audi AI traffic jam pilot, ¿cómo se retoma el mando?Audi AI traffic jam pilot

Como antes decía, es posible no solo no tener las manos en el volante, sino desatender por completo la conducción. Todos los sensores del vehículo analizan en tiempo real el entorno y cuando determinan que no pueden seguir asistiendo la conducción primero avisan al usuario.

En primer lugar se avisa acústicamente y con señales en rojo en el cuadro. El conductor tiene unos 10 segundos para responder y retomar el control. De no hacerlo la advertencia sonora es más aguda, se avisa por texto al conductor y se reduce el volumen del equipo multimedia. El cinturón se tensa tres veces para “despertarlo” y se ralentiza la marcha sensiblemente.

Cuando el conductor no ha reaccionado a esta segunda fase, el sistema determina que hay una situación crítica en el habitáculo. Es entonces cuando el coche reduce su velocidad hasta detenerse, activar las luces de freno y desbloquear sus puertas. Una llamada a los servicios de emergencia se efectúa si fuera necesario. Los anteriores pasos ocurren con rapidez.

Audi AI traffic jam pilot devuelve el control al conductor cuando el atasco se disipa. La velocidad no supera nunca los 60 km/h ni aunque el vehhículo precedente lo haga.

Audi AI traffic jam pilot, ¿y la situación legal?Audi AI traffic jam pilot

Este es, por ahora, el talón de Aquiles de la tecnología autónoma y, por tanto, de AI traffic jam pilot. Actualmente no es posible instalar el sistema en el A8, pues no cumple con la normativa de circulación.

Esta anuncia que el conductor no debe nunca desatender su tarea, es decir, soltar el volante o ver una película en la pantalla del sistema multimedia. Actualmente el límite legal está retrasando la expansión del coche autónomo.

Dice Audi que el trabajo por normalizar la situación está siendo llevado a cabo, en diferentes pasos. Primero se trabajará por estandarizar los niveles 3 y 4, mientras que el nivel 5, tardará todavía más en llegar.

Audi AI traffic jam pilot, ¿qué son los niveles de automatización?Audi AI traffic jam pilot

Hay 6 niveles de automatización y son los siguientes:

  • Nivel 0: No hay automatización de ningún tipo. El conductor es siempre responsable de absolutamente todos los controles del vehículo.
  • Nivel 1: Existen asistentes a la conducción. El vehículo es capaz de asumir ciertas funciones de forma continuada, pero el conductor debe mantener el control en todo momento. Un control de velocidad de crucero adaptativo es un buen ejemplo. Es un nivel actualmente estandarizado.
  • Nivel 2: La automatización es parcial. Los asistentes a la conducción puede asumir el rol tanto longitudinalmente como lateralmente, delegando al sistema buena parte de la tarea. Sin embargo, el conductor debe estar todavía pendiente en todo momento de la conducción. Un asistente de conducción en atascos es una buena muestra.
  • Nivel 3: La automatización pasa a ser condicionada. Ahora el conductor puede delegar por completo la conducción al sistema, desatendiendo su tarea. Esto solo ocurre en determinadas ocasiones y bajo estrictas condiciones. El AI traffic jam pilot se introduce en este apartado.
  • Nivel 4: La automatización completa se limita a determinadas áreas. En este caso el coche puede asumir ya por completo la tarea de conducir, de forma avanzada. Sin embargo, solo algunas áreas reservadas serán aptas para su utilización, por ejemplo autovías o centros de grandes ciudades.
  • Nivel 5: El último nivel determina que el conductor delega desde el primer momento y hasta el último la tarea de conducir al vehículo. No hay intervención humana

Escribe tus Comentarios