Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D: comparativa

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D: comparativa

Audi A3 Sportback y Mercedes Clase A atesoran más de la mitad de las ventas de su segmento. Ni el precio, ni un diseño continuista, ni la llegada de nuevos contendientes parecen perturbar el dominio de unos exclusivos compactos que analizamos con sus mecánicas diésel intermedias.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D: fotos

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV y Mercedes Clase A 200 D. Estás contemplando la ‘crème de la crème’ de los compactos actuales. Dos modelos que están en plena celebración por sus veinte años de vida, tiempo en el que han logrado situarse como la gran referencia de su categoría.

No en vano, el Audi A3 y el Mercedes-Benz Clase A copan el 65 por ciento de las ventas de su segmento, decantándose la balanza hacia el modelo de Audi, gracias a su mayor experiencia (hay que recordar que el Mercedes empezó como monovolumen, accediendo a la misma en 2012 tras reinterpretarse) y a que está disponible con cuatro carrocerías: tres puertas, Sportback –o cinco puertas-, Sedán y Cabrio, frente a la única de cinco puertas del de la estrella.

Pero más allá de que la experiencia sea un grado, lo cierto es que la llegada de nuevos actores, tan interesantes como lujosos, como los Volvo V40 e Infiniti Q30, les han obligado a renovarse para evitar que sus cifras de ventas se resientan.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D: diseño

No obstante, ni A3 ni Clase A parecen mostrar la menor preocupación ante unos contendientes que vuelcan en el diseño algunos de sus principales argumentos. De hecho, la dupla protagonista, incluso después de la actualización, mantiene casi intacta su figura, limitándose a introducir pequeñas pinceladas que los mantienen vigentes otros tres o cuatro años más.

Ahora bien, esto no implica que no puedan imprimir cierto punto de emoción, sobre todo con el montaje de los paquetes S line y AMG en cada caso, por los que hay que desembolsar hasta 2.400 y 2.300 euros en el Audi y el Mercedes, respectivamente.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D traserasExtras caros que permitirán mirarlos con otros ojos y que, por qué no, provocarán que más de uno gire la cabeza a su paso. En este punto, el A3 Sportback ofrece mayor número de elementos “gira cuellos”, como las llantas de aleación de hasta 19 pulgadas  (el Clase A se queda en 18 pulgadas), barras de techo cromadas o una paleta de colores que contempla, incluso, tonos personalizados a petición del cliente, gracias al programa Audi exclusive.

Todo sin olvidar una de las nuevas señas de identidad de la marca: los faros delanteros adaptativos y matriciales con tecnología de tipo LED Audi Matrix LED con intermitentes dinámicos, elementos no disponibles en ninguna de las versiones del Clase A.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D: interior

Al entrar en sus habitáculos entendemos por qué cuestan lo que cuestan. El Audi A3 ha ganado en lo que a calidad percibida refiere, aunque el Mercedes Clase A cautiva con un ambiente racing definido por la moldura que recorre el panel frontal del salpicadero, estilo fibra de carbono, y por unos asientos  más deportivos con reposacabezas integrados.

La consola central está presidida por pantallas de generosas dimensiones (7,0 pulgadas y retráctil en el Audi A3, y 8,0 pulgadas fija de tipo flotante en el Mercedes Clase A). Ninguna es táctil (se manejan a través de mandos circulares situados en el túnel central, con superficie capacitiva el primero), ofrecen una resolución altísima y sus sistemas multimedia, Audi MMI Navegación Plus y COMAND Online, en cada caso, pueden sincronizarse con cualquier móvil inteligente gracias a Apple CarPlay o Android Auto.

En cambio, el compacto de Ingolstadt vuelve a desmarcarse gracias al montaje, opcional, del Audi virtual cockpit, que convierte el cuadro de instrumentos en una pantalla de 12,3 pulgadas totalmente configurable. Cuesta 380 euros pero es un elemento casi indispensable, siendo además el único de la categoría que lo ofrece.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D: espacio

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV salpicaderoNinguno es un prodigio en habitabilidad, pero sus filas traseras son suficientes para albergar a dos adultos sin demasiados problemas… aunque el acceso a las plazas del Mercedes Clase A es algo más limitado dado el escaso ángulo de apertura de la puerta.

Un poco más atrás, en el maletero, no hace falta recurrir al metro para comprobar que el hueco reinante en el Audi A3 Sportback, con 380 litros, es mucho mayor que el de su rival, en concreto 40 litros más, sin obviar que la boca de carga del modelo de Mercedes es inusualmente estrecha.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D: motor

Bajo el capó, dos bloques de contrastado éxito que siguen empleando el gasóleo como combustible, pese a que la tendencia general, tanto del sector como de su segmento, está virando hacia los propulsores de gasolina.

Hemos elegido los motores más equilibrados de la gama, el 2.0 TDI de 150 CV del Audi A3 Sportback y el 2.2 diésel de 136 CV del Mercedes Clase A, ahora bautizado como 200 d.

Ambos cuentan con inyección directa, están sobrealimentados y tienen una arquitectura de cuatro cilindros. Ninguno destaca por su baja rumorosidad, aunque el del Mercedes Clase A resulta más áspero al mantenerlo tanto al ralentí como al acelerar enérgicamente.

El empuje en uno y otro es correcto, sobre todo una vez la aguja pasa de las 1.500 rpm, pues ninguno ha de arrastrar un lastre excesivo (pesan 1.465 y 1.485 kilos, respectivamente), aunque conviene echar mano del control dinámico de la conducción (siempre opcional) y seleccionar los modos más deportivos, Dynamic en el Audi y Sport en el Mercedes, para notar más de brío.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D: comportamiento

Mercedes Clase A 200 D salpicaderoDada la dispar combinación mecánica entre ambos, con una transmisión manual de seis relaciones y tracción total quattro en el Audi A3 Sportback, o la automatizada de doble embrague 7G-DCT de siete junto a la tracción delantera, en el Mercedes Clase A, la dinámica de conducción varía.

Por comodidad y para afrontar el día a día, el de la estrella gana enteros, pero si queremos sacar a relucir nuestra vena deportiva los derroteros se encaminarán hacia los cuatro aros.

El tacto de la caja de cambios del A3 es excepcional y no ofrece vacíos tan acusados como la 7G-DCT de su rival, sobre todo al hundir el pie en el acelerador.

Sí, el Mercedes-Benz suma levas en el volante, pero en conducción más “alegre” su transmisión parece quedar descolgada frente a la efectividad general que despliega el A3.

Y todo sin olvidar la rotundidad de la tracción quattro, que no solo otorga un plus de seguridad ante condiciones adversas o pavimentos deslizantes, sino que permite aumentar ligeramente nuestros límites en una carretera revirada, al reducir significativamente un suvbiraje (tendencia a seguir recto) que es más evidente en su compatriota.

Adicionalmente, ambos ofrecen como opción adquirir una suspensión adaptativa que mejora la pisada sobre cualquier terreno. Donde apenas hay diferencias es en materia de consumos.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D en curvaDe entrada, en ninguno es posible alcanzar el dato homologado, de 5,0 litros cada 100 kilómetros para el A3 Sportback y de 3,8 en el Clase A. Pero, atención, los 6,3 y 5,8 l/100 km registrados en conducción habitual para cada cual permitirán recorrer casi 1.000 kilómetros sin pasar por la gasolinera.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D: conclusión

En definitiva argumentos de sobra que confirman por qué el Audi y el Mercedes-Benz se mantienen como las opciones preferidas por los compradores del segmento C premium, aunque para ello tengamos que realizar un desembolso algo elevado.

Porque, toma nota: si te han gustado las unidades que recogen las imágenes de nuestra galería de fotos  deberás preparar nada menos que 50.000 euros para hacerse con el A3 Sportback y 42.500 euros para optar por el Clase A. Una diferencia que viene dada por el mayor número de extras que monta el modelo de Audi y que, como en otros muchos apartados, le sitúan por encima de su competidor.

Por cualidades, calidad y dinámica de conducción no es de extrañar que ambos modelos resulten líderes de su segmento. Eso sí, como en las ventas el A3 va un paso por delante.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV o Mercedes Clase A 200 D: valoración

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV Mercedes Clase A 200 D
Imagen 3 4
Acabado 4 4
Puesto de conducción 4 4
Habitabilidad 3 3
Maletero 4 3
Motor 5 4
Recuperación 5 4
Prestaciones 4 4
Dirección 4 4
Caja de cambios 5 3
Frenos 4 4
Estabilidad 4 4
Consumo 3 4

*5 es lo máximo, 1 lo mínimo

Texto: Karam el Shenawy
Fotos: Paloma Soria.

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV: ficha técnica

Tipo de motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada 1.968 cm3
Potencia 150 CV entre 3.500 y 4.000 rpm
Par 340 Nm entre 1.750 y 3.000 rpm
Velocidad máxima 214 km/h
Aceleración 8,3 s (0 a 100 km/h)
Consumo 5,0 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al) 4.313 / 1.785 / 1.426 mm
Neumáticos 205 / 55 R 16
Peso en vacío 1.465 kg
Maletero 380 l
Precio base 34.580 euros

Mercedes Clase A 200 D: ficha técnica

Tipo de motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada 2.143 cm3
Potencia 136 CV a 6.000 rpm
Par 353 Nm entre 3.200 y 4.000 rpm
Velocidad máxima 210 km/h
Aceleración 8,8 s (0 a 100 km/h)
Consumo 3,8 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al) 4.299 / 1.780 / 1.433 mm
Neumáticos 235 / 45 R 18
Peso en vacío 1.485 kg
Maletero 340 l
Precio base 32.294 euros

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 150 CV: equipamiento

DE SERIE: Asistente para el arranque en pendientes; control de estabilidad ESC; sensores de aparcamiento traseros Audi parking system; airbag para conductor y acompañante con airbag de rodilla y desactivación del copiloto; airbags laterales delanteros con airbag para la cabeza; dirección asistida electromecánica; asistente de frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones; tracción total quattro; faros delanteros con tecnología de tipo LED; anclajes ISOFIX traseros y en el asiento del copiloto; climatizador confort plus, retrovisor interior antideslumbrante; Audi Connect; reposacabezas traseros; llantas de aleación de 18 pulgadas y sistema de monitorización de la presión de los neumáticos.

OPCIONAL: Alarma (525 euros); asientos ajustables eléctricamente (855 euros); Audi park assist (145 euros); Audi phone box (415 euros); Audi presense basic (245 euros); alerta por cambio involuntario de carril y control del ángulo muerto (645 euros); Audi virtual cockpit (380 euros); barras de techo en aluminio pulido (325 euros); tapicería Alcántara/cuero (735 euros); cristales oscurecidos traseros (490 euros); Audi drive select (260 euros); llantas de 19 pulgadas (1.460 euros); lavafaros (310 euros); MMI Navegación plus con MMI Touch (2.385 euros); pack S line (1.650 euros); retrovisores calefactables (245 euros); techo panorámico (1.345 euros) y volante deportivo de tres radios (140 euros).

Mercedes Clase A 200 D: equipamiento

DE SERIE: Airbags para conductor y pasajero, airbag de rodilla para el conductor, airbags de cabeza delanteros y traseros, airbags laterales delanteros; sistema de alerta ante colisiones inminentes; alerta por cansancio del conductor; control de estabilidad ESP; sistema antibloqueo de frenos ABS; monitorización de la presión de los neumáticos; faros delanteros de tipo LED; retrovisores exteriores calefactables; servofreno de emergencia; aire acondicionado; asientos delanteros deportivos con reposacabezas integrados; sensores de lluvia e iluminación; función de arranque sin llave KEYLESS-GO; retrovisores exteriores con ajuste eléctrico; tapicería Messany/símil de cuero ARTICO; Bluetooth; pantalla central de 8,0 pulgadas a color; puerto de conexión USB y llantas de aleación de 16 pulgadas.

OPCIONAL: Línea AMG Line (2.311 euros); cambio automatizado de doble embrague 7G-DCT con levas (2.407 euros); apoyo lumbar para el asiento del conductor (217 euros); airbags laterales traseros (520 euros); asistente de luces de carretera (242 euros); techo corredizo panorámico de cristal (1.210 euros); telefonía a bordo (847 euros); sistema multimedia COMAND Online (3.521 euros); climatizador automático bizona THERMOTRONIC (701 euros); cristales traseros tintados (338 euros); iluminación ambiental 12 colores (163 euros); cámara trasera de asistencia al aparcamiento (387 euros); control del ángulo muerto (611 euros); piloto automático para aparcar (931 euros) y DYNAMIC SELECT (109 euros).

Escribe tus Comentarios