Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV, a prueba

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV, a prueba

El Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV deja de lado el campo y se centra exclusivamente en la emoción de conducir. Con una carrocería imponente y un diseño interno minimalista, el SUV de Alfa Romeo parece haber nacido para competir en circuito.

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV: fotos

Con el Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV, la firma italiana, conocedora de las limitaciones camperas que suscitan estos modelos, ha preferido optar por otro camino: el de la deportividad. Desarrollado en paralelo con el Alfa Romeo Giulia, el Alfa Romeo Stelvio justifica a la perfección su eslogan comercial: “reinspirando la pasión de conducir”.

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV: comportamiento

Para ello, solo hay que echar mano del control dinámico de la conducción, Alfa DNA, elegir el modo Dynamic y enfilar un puerto de montaña.

En ese instante, serás testigo de cómo las curvas se convierten en rectas, dado que el Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV afronta con pasmosa facilidad cualquier vértice, paella o ‘chicane’ que se presente.

Basta un simple toque a la dirección (con dos vueltas entre topes) para colocar los 4,69 metros de carrocería. De hecho, es tan directa que tendrás que acostumbrarte a ella para no acabar invadiendo el carril contrario.

Con un centro de gravedad bajo, un reparto de pesos entre ambos ejes perfecto (50/50) y un esquema de suspensiones independientes, no se percibe rastro alguno de inercias laterales, bamboleos o subivirajes.

En este sentido, también juega un papel importante la tracción integral Q4; en condiciones normales, prioriza el envío de fuerza a las ruedas traseras, pero cuando nota la mínima pérdida de adherencia, comienza a enviarla al delantero, llegando hasta el 50 por ciento si la situación sobrepasa tus límites.

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV. TraseraUn sistema que te brindará la posibilidad de realizar alguna que otra escapada fuera del asfalto, aunque ésta no deberá salirse de pistas de baja dificultad.

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV: motor

Pero no todo iban a ser halagos y piropos; el primer todocamino de Alfa Romeo también presenta defectos: nos referimos al motor. Nuestra unidad de pruebas iba equipada con el propulsor diésel más potente de la gama, el 2.2 turbo de cuatro cilindros y 210 CV.

Un bloque que empuja con contundencia desde 1.500 vueltas, instantes antes de que desate los 470 Nm de par máximo, disponibles a 1.750 rpm. A partir de ahí, la aguja sube progresivamente hasta casi las 5.000 (la zona roja del tacómetro aparece a 4.500 vueltas), momento en el que la transmisión automática con convertidor de par, de ocho relaciones (de serie en este motor) pasa a la siguiente marcha con sorprendente rapidez, por cierto.

Sin embargo, en ese intervalo, la sonoridad y vibraciones del bloque son demasiado elevadas, incómodas incluso, desentonando en un conjunto cuasi-perfecto y provocando que echemos en falta la aparición de un par de cilindros más, ya sea en línea, como en el BMW X3, o en V, como los del Porsche Macan S Diesel.

Esta decisión, quizá, se debe al intento de Alfa de conseguir un consumo bajo. Si bien homologa 4,8 l/100 km, esa cifra será imposible de conseguir realizando una conducción cotidiana, donde nosotros hemos logrado 7,8 l/100 km incluso con el modo eficiente activado.

Un valor que se dispara hasta más allá de los 11 litros si optas por dar alegría al acelerador. En dicho caso, y siempre que pudieras exprimir todo el potencial del propulsor por una autopista sin limitación (al estilo de las autobahn alemanas), alcanzarías una punta de 215 km/h.

De lo que sí damos fe, es de la gran aceleración que atesora. Sin llegar a pegarnos al asiento, los 6,6 segundos que necesita para realizar el 0 a 100 km/h, lo colocan como uno de los más rápidos de, a tan solo tres décimas, por ejemplo, de los Porsche Macan S Diesel, con 48 CV más.

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV: interior

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV. SalpicaderoDel mismo modo, el Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV se sitúa en los puestos de cabeza de su segmento en lo que a calidad percibida se refiere.

Con un salpicadero idéntico al del Alfa Romeo Giulia (aunque adaptado a las nuevas dimensiones), destila elegancia por los cuatro costados. Inserciones en madera (real), butacas deportivas tapizadas en cuero con una sujeción excepcional, un ajuste perfecto de los materiales o el diseño minimalista de la consola central, presidida por una pantalla de 8,8 pulgadas son una buena prueba de ello.

Como guinda, las enormes levas metálicas fijadas a la columna de dirección que enfatizan su alma competitiva. En definitiva, el Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV no solo se ha encargado de abrir una nueva puerta en la historia de Alfa Romeo, sino que demuestra que el futuro de la firma de Arese promete ser muy, pero que muy, divertido.

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV: conclusión

Quien siga ‘echando pestes’ de los SUV, es porque todavía no ha tenido la oportunidad de conducir el Stelvio. Creado para disfrutar de la carretera gracias a su dirección y su chasis, encuentra en el motor el peor de sus aliados.

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV: valoración

Precio: 4

Prestaciones: 4

Comportamiento: 5

Consumo: 3

*5 es lo máximo, 1 lo mínimo

Texto: Karam El Shenawy.
Fotos: Paloma Soria.

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV: ficha técnica

Motor térmico Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada 2.143  cm3
Potencia 210 CV a 3.750 rpm
Par 470 Nm a 1.750 rpm
Velocidad máxima 215 km/h
Aceleración 6,6 s (0 a 100 km/h)
Consumo 4,8 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al) 4.687 / 1.903 / 1.671 mm
Neumáticos 235 / 60 R18
Peso en vacío 1.734 kg
Maletero 525 l
Precio base 47.050 euros

Alfa Romeo Stelvio 2.2 Diesel 210 CV: equipamiento

DE SERIE. 6 airbags; faros bi-Xenón, llantas de aleación de 18 pulgadas, portón trasero eléctrico, climatizador automático bizona, sensores de lluvia e iluminación, sensores de aparcamiento traseros, faros antiniebla de tipo LED, asistente de frenada de emergencia en ciudad, control de descenso de pendientes, alerta por cambio involuntario de carril, lavafaros, freno de estacionamiento eléctrico.

OPCIONES. Pack Luxury Super Walnut Wood (3.144 euros); Pack Driver Assistance Plus (863 euros); Pack Mid Level Audio (691 euros); llantas de aleación de 20 pulgadas (2.027 euros); tapicería de cuero (3.144 euros); Alfa Connect 8,8 pulgadas (1.917 euros); control de velocidad de crucero adaptativo (1.232 euros); suspensión deportiva (504 euros); pinzas de freno negras (379 euros); levas del cambio (379 euros).

Escribe tus Comentarios