Vídeo: así se destroza un Jaguar de Fórmula 1

 

Una competición denominada Boss GP, abierta a cualquier monoplaza de competición clásico o moderno; ha podido ser el escenario de la desaparición de todo un Fórmula 1. El modelo en cuestión es un Jaguar R5 Cosworth F1 y el circuito en el que tuvo lugar el holandés de Assen.

Según la web The Drive, el monoplaza era pilotado por el multimillonario Klass Zwart, fundador de la compañía de superdeportivos Ascari, y como puede verse en las imágenes, tras salir de una curva cerrada, se encuentra con un rival que le cierra el paso y se ve abocado a la hierba, momento en el que pierde el control del monoplaza y va directo contra las protecciones.

Según la propia The Drive, el propio Zwart envuelto en el accidente habría estado meditando su salida de este campeonato debido a la proliferación de “pilotos incompetentes” que podrían poner en peligro al resto de sus compañeros. Quizá tenía razón…

Aunque en el vídeo no se muestran los instantes a continuación tras el duro golpe sufrido por el piloto (salió ileso) y el monoplaza, gracias a un perfil de la red social de Instagram podemos ver algunas imágenes del F1 justo después de chocar contra las protecciones. La verdad es que no tiene muy buena pinta…

Aunque desconocemos si este modelo podrá volver a ser utilizado en competición, la propia web afirma que el monoplaza estaba demasiado dañado para ser reparado antes del final de la competición, ya que tenía dañados elementos como la transmisión, la suspensión o el suelo del monoplaza.

Recordamos que este Jaguar R5 Cosworth F1 compitió en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en el año 2004 con el equipo Jaguar, montaba un propulsor Ford Cosworth CR-6 V10 y fue pilotado por los pilotos Christian Klien y Mark Webber.

La mejor actuación del monoplaza fueron dos sextas plazas, la primera de ellas de Webber en el GP de Alemania 2004 disputado en el Circuito de Hockenheim, y la segunda de Klien en el GP de Bélgica 2004 celebrado en Spa Francorchamps.

Escribe tus Comentarios