Las 5 tecnologías que deberá incorporar tu nuevo coche

Las 5 tecnologías que deberá incorporar tu nuevo coche

 

Aunque algunos somos reacios a ciertas manifestaciones de ella, la tecnología vino para quedarse al mundo del automóvil. Ya son frecuentes los vehículos que traen incorporados sistemas que mantienen al vehículo en su trazada, sensores que nos avisan de la presencia de otro vehículo en el carril al que nos queremos desplazar o incluso sistemas de conducción autónoma.

Por ello, hemos querido hacer una lista con las 5 tecnologías más útiles e interesantes que tu futuro coche nuevo debería incorporar sí o sí. Estas son las que más nos han gustado.

TeleasistenciaOpel OnStar Zafira

La última moda en el mundo del automóvil son los servicios telemáticos de asistencia en caso de accidente. Los nuevos vehículos normalmente cuentan con un botón de SOS que conecta telefónicamente con una persona que es capaz de enviarnos asistencia mecánica o sanitaria.

La segunda generación de este tipo de sistemas viene representado por  asistentes 24 horas que pueden ayudarnos para buscar un restaurante o hacer una reserva en un hotel.

Control de Crucero Adaptativo (ACC)

Uno de los sistemas estrella de los nuevos vehículos es este que permite al coche acelerar desde parado y frenar hasta detenerse en situaciones de tráfico denso. Un alivio si eres asiduo a las caravanas de las grandes ciudades, donde no tendrás que preocuparte de avanzar cada vez que el vehículo de delante se mueva.

Aunque este sistema está implantado en vehículos de todos los segmentos, no funciona igual en los modelos más modestos que en los de mayor coste, sin embargo, la mayor diferencia viene por el rango de velocidad en el que funciona en cada coche. En algunos funciona solo hasta 60 km/h, mientras que los más avanzados funcionan a más de 150 km/h.

Aparcamiento asistidoJaguar F-Pace 3.0L 380 CV

Cada vez son más numerosos los vehículos que cuentan con un sistema semiautónomo de aparcamiento donde el conductor simplemente tiene que acelerar para que el vehículo realice la maniobra por sí solo. Este proceso puede darse para aparcar el coche tanto en batería como en línea y está incluido en coches de todo tipo. Aunque es un sistema aún por mejorar, los más desarrollados son todo un alivio para aquellos conductores a los que peor se les da aparcar en pequeñas plazas.

Frenada de Emergencia + detección de peatones

Basado en radares de proximidad junto a cámaras integradas en el frontal del vehículo, permite hasta frenar al vehículo de forma automática y autónoma cuando detecta un obstáculo en la carretera y detecta que no ha habido reacción por parte del conductor.

En un primer momento el vehículo puede emitir una señal acústica o luminosa para avisar al conductor para que reaccione, si esto no causa ningún efecto, el coche procederá a realizar una pequeña frenada de baja magnitud para hacer reaccionar al conductor. Si, de nuevo, esto no ocurre, el coche procederá a realizar la frenada automática para detener el vehículo a tiempo antes del impacto con el objeto en cuestión.

Aunque no todos los sistemas cuentan con la detección de peatones, la mayoría de los fabricantes están integrando esta tecnología a la frenada de emergencia, lo que permite que el vehículo reconozca a las personas y detenga el vehículo de la forma menos perjudicial para el peatón. Además, es importante a la hora de lograr las ansiadas 5 estrellas euroNCAP.

Conexión con la ciudadTraffic Light Information Audi

Uno de los últimos sistemas en aterrizar en la automoción es el que conecta a los vehículos con las infraestructuras de control de la ciudad (semáforos y otros elementos repartidos a lo largo de la urbe). De esta manera, el vehículo se conecta en tiempo real con estas infraestructuras para, por ejemplo, avisarnos de cuánto queda para que un semáforo se vuelva rojo y si nos da tiempo o no de cruzar antes de que ocurra, con lo que nos ahorraremos los ineficientes pisotones de acelerador que van ligados a un semáforo a punto de cerrarse.

Esta tecnología puede utilizarse también para planificar y diseñar rutas a través del GPS que tengan en cuenta las condiciones del tráfico o la apertura o cierre de los semáforos que se encuentren en nuestro camino.

Escribe tus Comentarios